sábado, marzo 03, 2007

Trabaja con Alegría.

¡Si pues! Como tan fácil que es mantenerse alegre con toda la retahíla de mamones con los que uno se tiene que enfrentar a diario, seguro que se puede trabajar con alegría. Claaaaaro, se trabaja con alegría, con regocijo, con diversión, con la certeza plena de que aunque no nos demos cuenta nuestro esfuerzo está cambiando el mundo. Jajajajajaja, simón, ya vas, diría un mi cuate.

Es que por definición no creo que se pueda trabajar con alegría porque el Trabajo como tal no es un premio, es un castigo. Es inherente a la naturaleza del trabajo el que sea una carga, algo pesado, un martirio. ¿Por qué? Porque para los que no lo recuerden, permítanme que traiga a colación el tema, y es que me refiero a que antes, no hace 100 años ni nada de eso, no, antes, durante la creación, NO, y repito, NO teníamos que trabajar. Fue hasta la metida de pata de Adán y Eva que, como uno de los incisos para penalizarnos, salió a relucir el trabajo. Si en ese entonces no hubieran hecho la mulada de la manzana, hoy en día estaríamos echadotes a la sombra de un árbol, en pelota, rascándonos la panza, tragando como coches de engorde sin la más mínima preocupación, sin pensar en el año de elecciones ni en el puto tipo de cambio. Pero nooooo, la humanidad en su brillantez a huevos quería comer del único lugar donde no la dejaban, y ¿Qué pasó? Que desde entonces tenemos que trabajar.

Otro ejemplo. ¿Han escuchado ustedes la expresión: “Pobre aquel, está pasando trabajo”? ¿Sí? Pues tanto si la han escuchado como si no, esta expresión siempre se utiliza en un contexto malo, de dificultades, de penalidades. Nunca, y no se como enfatizar esto lo suficiente, pero NUNCA van a oír que alguien diga: “Pobre aquel, está pasando trabajo porque su novia es miss universo, ninfómana, millonaria y está locamente enamorada de aquel”, tampoco van a oír que digan “Pobre aquel, está pasando trabajo porque desde que se ganó la lotería no sabe en que gastarse la plata”.

Pero bueno, para no profundizar mucho en el tema porque si no mañana voy a llegar a la oficina dispuesto a caerme a vergazos con todos, ustedes sigan levantándose para ir a trabajar cada día, bueno, o acostándose, porque también hay quien trabaje acostado, reúnan el poco ánimo que puedan y vayan a enfrentarse con un día mas de rutinaria cotidianidad. Y ya ni para que les digo que en lo posible traten de convencerse de que no existe toda la cuerda de cerotes con los que tienen que co-trabajar, porque en la mínima oportunidad que uno de esos tenga, les va a recordar con una rebuznante opinión que en efecto existen.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues entre los placeres de la vida, obvio, está dormir, descansar,haraganear, levantarse tarde, pasar en fachas todo el día, pedir comida a domicilio, estar literalmente desplomados en el sofá, con el control remoto, hacer otra siestecita, levantarse sólo para ir al baño, abrir una bolsa de tortrix, echarle limón, con una coca en lata, bien fría, hablar por teléfono sólo si alguien nos llama y volver a dormir... ¡¡Vida no te acabes!!
Pero la realidad es otra muchá, es levantarse a las cinco, por que si es a las 5:05 ya es tarde, ir a ganarse los frijoles minuto a minuto, las horas no alcanzan, medio se almuerza, dejar chance rezagado si es que no hubo tiempo de terminar. Nos quedamos una hora mas y de todas maneras no terminamos, salir, pasar pagando tarjeta, viendo nuestro saldo en algun cajero, llegar tarde a la casa aunque sea a comer cereal y meternos a leer nuestro blogg favorito. Ahhh que vida, sino fuera por esa rutina de lunes a viernes, no podríamos valorar los sábados, domingos, feriados y puentes, que de vez en cuando caen de perlas. Pero saben una cosa? Gracias a Dios que tenemos trabajo, aunque reneguemos, pero Gracias a Dios por eso.
Yas

CHC dijo...

Trabajar??? y eso que's vos....jajajajaja. Sí, tenés razon. Y a la larga, el trabajo resulta siendo una bendición, porque si no hay chance no hay mamuncia y nos jodimos más. Pero de que sería tuanix vivir en pelota y tipujeándose todo lo que se contrara al paso, eso es bien cierto.

Anónimo dijo...

Este es mi trabajo de todos los días:

8:00 : Llego a la oficina y saludo a mi jefe.
8:02 : Prendo la computadora y me conecto a Internet.
8:04 - 8:40 : Leo los mails que me llegaron la noche anterior.
8:40 - 8:48 : Reenvío algunos de los mejores a la lista de correo.
8:48 - 8:50 : Reviso las cosas que tengo pendientes para hacer ese día.
8:50 - 9:50 : Navego por el web site de una revista que supuestamente sacó fotos inéditas de Jennifer López haciendo el amor con un perro.
9:50 - 10:00 : Hago un par de llamadas de trabajo.
10:00 - 11:00 : Cumplo la cita que tenía con mi última conquista en un chat. 11:00 - 11:05 : El jefe me llama para pedirme el último informe de ventas de la empresa. Dice que lo necesita en 15 minutos. Me pongo nervioso.
11:05 - 11:25 : Corro para terminar el dichoso informe en 15 minutos, cuando la idea era dedicarle al menos tres días!!!
11:25 - 11:59 : Vuelvo a entrar al chat y termino la charla que dejé inconclusa.
12:00 : Me salta un aviso en la pantalla sobre la llegada de un nuevo correo. Otro de la lista de correo.
12:01 - 12:30 : Nueva tanda de respuestas de los últimos mensajes de la mañana (valga aclarar que de los 20 que he recibido hasta ahora, 19 son personales y uno del jefe de personal de la empresa anunciando que se tomarán medidas drásticas para controlar la pérdida de tiempo de los empleados durante las horas de trabajo).
12:30 - 14:00 : Almuerzo
14:30 - 14:50 : Primera sesión de revisión del correo de la tarde.
14:50 - 15:30 : Tarde caliente: navegación interrumpida por mis páginas porno preferidas. Interrumpida por que cada vez que alguien se acerca a mi escritorio tengo que esconder mil acalorada búsqueda poniendo a funcionar una opción de emergencia que despliega cuadros estadísticos sobre toda la pantalla del computador en pocos segundos. Lo más difícil de esta táctica es controlar los banners porno que saltan sin avisar y sin parar.
16:00 : El jefe me manda llamar y me regaña por lo malo del informe que le presenté esta mañana. Me lo devuelve para presentarlo, y mejorarlo, al otro día.
16:05 - 16:35 : Ojeo el informe y lo pongo de primero en la lista de cosas que tengo pendientes por hacer. Otra tarea que queda para el siguiente día porque ahora...
16:35 - 17:00 : Participo en el foro on-line "¿Le parece justo tener tanto trabajo?". Tenía que hacerlo, pues es una buena forma de desahogarme sobre las injusticias que cometen las empresas hoy en día.
17:00 - 17:02 : Hago una llamada a un cliente. No está. Aparece en mi pantalla el aviso de que recibí un nuevo correo de chistes.com
17:03 - 18:03 : Sesión de intercambio de chistes, fotos, fotomontajes, colmos, las 100 razones por las que es mejor ser hombre que mujer..., relatos de la vida, etc., etc. con mis amigos. Es la parte que más disfruto de mi día, cuando ayudo a difundir esta sana costumbre del correo.
18:04 - 18:14 : Arreglo mi escritorio y me sirvo un cafecito.
18:14 - 19:00 : Busco en páginas de subastas, almacenes virtuales y cuanto sitio encuentro unas aletas para buceo que quiero comprar desde hace días y no he podido encontrar.
19:01 - 19:59 : Entro por última vez al correo. Respondo y mando nuevos mensajes para el día siguiente.
20:00 : Salgo de la oficina después de un arduo día de trabajo. ¡Es injusto que uno tenga que trabajar 12 horas al día! ¿No?

Pirata Cojo dijo...

He notado cierto pesimismo en tus últimas dos entregas, te recomiendo leer a Og Mandino, Wayne Dyer, Pablo Cohelo y Stephen Covey, al mismo tiempo, si no funciona, Capulinitas, Archie, Bugs Bunny y Chanoc, si no se te quita se te olvida... :o)

Alecksya dijo...

Ay Disioto si de joven (mas joven) te ofendi, en el trabajo te salgo debiendo...

Aunque realmente estoy casi emparejada con el anonimo 2.. jajajajajajajajajajajaja

Lo malo es cuando nos regañan por los informes hechos a ultima hora, pero bueno, trabajo es trabajo...

Y vos, que es eso de promulgar la pornografia? ? ? naaa acordate que a ellos los dibujan con su hojita en puntos estrategicos, aunque yo creo que usaria una hoja de tamal jajajajajajajajajajajajajaja.

Que babosadas me haces decir. mira pa´lla!!!!!!

Andy dijo...

Yas: Mucha razón, hay que dar gracias por tener trabajo pero eso no nos quita el derecho a quejarnos, jajaja.

Chachi: También muy cierto, sino mirá que yo siempre he dicho que mi verdadera pasión es la vagancia pero trabajo porque hay que comer, jajaja.

Anónimo: Si mi trabajo también es parecido al tuyo, con la diferencia que llego a la oficina en algún momento entre las 9 y las 10 y me voy antes de las 5, jajaja.

Pirata: Todo un clásico, Chanoc y la isla de las tarántulas, jajaja., Capulina en lo personal lo prefiero, sobre todo cuando lo pijasea su abuelo, jajaja. Gracias por tu comentario mano, pero no pasa nada, en serio, solo es Superación Personal al estilo El Ruletero, jajaja.

Alecksya: Yo no estoy promoviendo la pornografía, solo la naturalidad, jajaja, vos fuiste la que se puso a decir cosas de hojas y no se que mas, en lugar de hojas de tamal unas hojas de perejil, jajaja. Va, está bueno pues, voy a ver pa´llaaaaa, jajaja.

rafael romero dijo...

No conozco el verbo trabajar, tampoco laborar y menos chambiar. La palabra chance medio me suena. Curro no sé que significa, tampoco chamba. Así que quedo sobrando y no me dan ganas de saber de qué va la onda, jejeje. Soy laburofóbico, según me están gritando aquí atrás.

Hay otras formas de esclavitud más chulas, ¿no?

saludos ruleman!

Andy dijo...

trabajo, chamba, chance, laburo, brete, que más??

CHC dijo...

Cuando me agarra la quejadera del trabajo, me pregunto: Y que jodidos pedí cuando vine a este lugar? Pues trabajo, me respondo. Trabajo pide uno, trabajo le dan...que mas?

Jajajajaja...mejor hay fijarse en lo se solicita. No crees?

Anónimo dijo...

Me alegra saber que estas motivado con el chance, velo de esta manera, la mayor parte del tiempo te pagan por: 1. Llegar a desayunar de 8:00 a 8:15. 2. La sagrada refa de 10 a 10:15. 3. El Sacro Almuerzo de 1 hora, que no incluye los15 minutos que me tomo para prepararme para ir a almorzar y los otros 15 cuando regreso para lavarme el ocico e ir al baño. 4. Los 15 minutos que me tomo para arreglar mis cosas porque ya me voy a ir a las 5:00 p.m. y el resto de tiempo que pierdo viendo si la de recepciòn se va a dar algodón.

Mario R. Casasola

shute quesuno dijo...

Hay que reconocer también que con la metida de pata que cometieron esos dos cabrones con lo de la manzana, se dieron cuenta de lo rico que es coger, porque vaya que para iniciar a poblar el mundo si fueron buenos. Que pudieron haber comido de otro fruto, está bien, pero como aquel árbol era prohibido a’huevos que daban ganas de saber que onda, para muestra un botón, decile a la gente que no vaya a ver un eclipse de sol porque se puede quedar choco y verás el resultado: Todo el mundo estúpido viendo esa mierda sin protección. Lo del trabajo está bien porque no te dan nada si no tenés pisto, si querés chela, pisto, si querés playa, pisto, si querés traidita, pisto, pisto, pisto y pisto. Que el trabajo cansa, de acuerdo, pero si a la llegada del chance a tu casa te espera alguien con quien desquitar, para relajarte el estrés que te dio el trabajo, de a`huevo.