viernes, marzo 09, 2007

A tres años del 11M.

Recuerdo bien ese jueves 11 de Marzo del 2004. Faltando unos minutos para las 8 de la mañana recibí una llamada de una amiga del trabajo avisando que no llegaría pues el tren estaba detenido desde hacía mucho tiempo y se decía entre los pasajeros de un posible atentado en una de las estaciones.

Al encender la televisión aun no había nada claro. Todos los canales transmitían escenas confusas, cifras distintas, imágenes cuando menos, desgarradoras. Con el paso de la mañana se fue aclarando todo y se apreció la magnitud de la tragedia.

Lo que sucedió durante ese día, luego el viernes, el sábado y el domingo durante las elecciones, políticamente hablando es lo de menos. Que se ocultó información, que no se ocultó, que se intentó manipular a la gente a través de los medios de comunicación, que las manifestaciones no fueron espontáneas, que hubo aprovechamiento en votos de la desgracia ocurrida, etc, etc, etc. Insisto en que es lo de menos.

Lo importante aquí es el lado humano. Es el precio en vidas que se le da a una decisión del gobierno, en este caso en España pero igual en cualquier parte del mundo. Lo importante aquí son las víctimas, todas aquellas personas que en la mañana de un día cualquiera vieron segadas sus vidas, terminadas sus existencias. Personalmente no conocí a nadie afectado directamente, pero historias hubieron muchas. Como la de la chica del quiosco de lotería que nunca llegó y un par de días después en su lugar había unos ramos de flores para recordarla. O la que me contó la señora que paseaba un perro en el parque frente al edificio, pues ella todos los días veía en uno de esos trenes a tres hermanos, niños, donde el más grandecito parecía ocuparse de los otros, camino a la escuela y después de ese día nunca los volvió a ver. Y así muchísimas historias que como mencionaba antes se vieron truncadas aquella trágica mañana.

Solo quiero elevar una oración por el alma de las víctimas, al igual que lo hice en el post del aniversario del 11S, no solo por las víctimas de ese atentado, sino por las víctimas en todo el mundo, inocentes que caen bajo las armas, bajo la violencia doméstica, bajo el hambre, bajo la delincuencia, bajo todo tipo de vejaciones. Que Dios se acuerde de sus almas.


Con mucho respeto por la memoria de las víctimas, este video que encontré con una colección de imagenes del atentado, acompañado por música de Luz Casal.


4 comentarios:

Alecksya dijo...

Amen.

jcab dijo...

Es un día triste, que te hace reflexionar sobre tantas cosas, lastima que ahora lo usen con fines politicos y lo hayan ensuciado de esa forma, eso tambien hace reflexionar.

Me uno a tu oracion agregando como bien decis a todas las tragedias que han recibido un menor eco en el mundo y que la paz encuentre un espacio en nuestros corazones.

Delirio dijo...

es muy triste lo que cuentas

lo lamento muchio

Anónimo dijo...

Fué shockeante la noticia, estándo tan lejos. No me quiero ni imaginar lo que se siente estando cerca.
Llamábamos a mi hno. al celular y no nos contestaba... la desesperación ese día no conoció límites, sin embargo, aunque Gracias a Dios no le pasó nada, lo sentimos mucho por todos aquellos que se fueron y por las familias que se quedaron.
Yas