sábado, marzo 24, 2007

Separación (Unión II)

El rayo de sol madrugador le da directamente en los ojos, como un dedo travieso que intenta separar los párpados a la fuerza. Lo despierta. Poco a poco la niebla confusa del sueño se disipa dando paso a una realidad extraña.

Termina de abrir los ojos y lo que ve lo destroza. Está solo, ella no está, se ha ido, si es que alguna vez estuvo, si es que alguna vez vino. Después de todo pudo ser un sueño. Se incorpora a medias, lo suficiente para ver una habitación fría, extraña, sola. Una habitación sin ella.

Pasa la mano por el otro lado de la cama, aun tibia, aun misteriosa. La forma de aquel cuerpo de mujer que aun no ha dejado de ser niña aun se adivina sobre el blanco perfecto de aquella manta. Aquella almohada aun transpira olor a ella. Ella sí estuvo allí y se amaron como nadie será capaz de hacerlo nunca. Sobre aquel humilde algodón se unieron hasta acariciar la eternidad del placer perpetuo.

Pero ella ya no estaba y la desesperación se apoderó de él hasta el punto de casi llorar. En el fondo escuchó agua, como la lluvia que trae vida, pero encerrada en cuatro paredes. Sin previo aviso salió ella, una vez terminado el ritual reparador, con su rostro perfectamente enmarcado en la maraña de su pelo mojado.

Ella le vio a los ojos, con una mirada que lo convenció de morir o matar por ella. Allí a dos pasos de él se vestía aquel ángel, ella, linda sublime, en el mas profundo de los silencios. Aun sin hablar, se acercó a el y le dio un beso ausente con sus labios de un rosa mortal. Se encamino a la puerta, y justo antes de cruzarla susurró un “hasta nunca”, con una lagrima que caía sobre su mejilla.

Horas después reaccionó culpando al destino, que en su infinita injusticia les permitió unirse al máximo sabiendo que no lo podrían hacer más. Después de alcanzar esa unión solo quedaba un final consecuente, la separación inconcebible pero innegable a la vez, total y absoluta. Separación consumada cuando ella lo besó y después cerró la puerta.

Horas después reaccionó saliendo de aquel trance. Se puso de pié y caminó, sin saber muy bien a donde dirigir sus pasos. Separación imposible, unión imposible.

(Unión I)

7 comentarios:

robertogt dijo...

Buena historia Andy, me llego tanto que fui a leer la primera parte, y te digo que me identifique bastante, hubo una chava de la que me colgue, pero así coche de una vez (estaba muy guiro yo también), nos despedimos un día y ya no la volví a ver, lo ultimo que supe fue que se caso, ya se me paso la colgason también pero siempre la recuerdo. Otra vez, me llego bastate vos, buen post.

Anónimo dijo...

Él la amaba? y si era así.. por qué no corrió tras ella?

jcab dijo...

"Separación imposible, unión imposible" Son bastante confusos esos casos (lo digo por medio experiencia). Esto fue un giro de tu estilo habitual, muy bien relatada Andy.

PD: la banda sonora de esta historia podria ser With or without you de U2.

birdman dijo...

Me llegò hasta el subconciente, a veces las cosas se dan por alguna circunstancia pero sabes que nos podes hacer nada para cambiar el resultado, hace poco me sucedio una analogia de la historia que relataste y tal como el, no pude articular palabras o siquiera moverme ya que no tenes mas que confiar en que el destino asi como se la llevò, la traiga de nuevo.

buena, muy buena historia.

Alecksya dijo...

Ya es tarde para que te vea
Igual que lo hacía
En los días lejanos de mi cotidiano eterno
Mira que ya todo es más distinto
Estamos explotando
Uno tan cerca del otro y de pronto mi amor

Podemos hacernos daño
Podemos odiarnos tanto
Podemos hacernos daño
Podemos perder las riendas
Y encontrarnos en la guerra

Ves el tiempo cómo cambia todo
Creiste usar al mundo
Pero fue el mundo el que te usó sin darte cuenta
Mira la vida tiene un solo aviso
Que dice que no sigas
y tu te lo estás pasando y de pronto mi amor

Juanes.

CHC dijo...

Historias que se repiten y se repiten vos y no entendemos, verdad. Nos encanta lamentarnos por amor. Me encantaron los dos relatos. Te felicito.

Dado el nombre de tu blog, yo no se por que me puse a imaginarme en un rule...y vos de chofer contando estas maravillas a la mara. Muchos de plano, en la mera luna...Otros fascinados, con la bocota abierta y pasandoles su parada...jajaja.

Shekinah dijo...

Me parecía un encuentro casual de una sola noche.. pero con tanto deseo, pasión y frenesí perpetuándose.... es imposible!!!

Saludos... Y un besito!!