domingo, febrero 25, 2007

Acéptate como eres.

Claro, acéptate como eres.

¿Qué?

No, no, no, y no, me monto, digo, momento. Detengamos allí la cosa un segundo.

¿Por qué putas voy a tener que aceptarme como soy, asumiendo que no me gusta ser como soy? ¿Quién dice que me tengo que aceptar como soy? ¿Quién es alguien para decirles a los demás que se acepten como son?

No muchá, eso si ya me sonó a interferencia, a presión, a resignación, a conformismo. Conste, yo tampoco digo que hay que cambiar o no hay que cambiar, simplemente digo que cada quien haga lo que le ronque la gana. Pero que ya venga otro a decirte “Acéptate como eres”, nel pastel, ¿Qué chingados sabe el otro como soy?

Es que aquí entra mucha subjetividad, porque uno, a los ojos de los demás y de sus prejuicios, puede estar mal o no cumplir con ciertos estándares, pero en realidad sentirse muy bien consigo mismo. También se da el caso de que alguien puede ser el prototipo del éxito según los demás y sentirse como la viva mierda con él mismo. De todo hay en esta viña del señor. Por ejemplo, un amigo mío era exactamente como él quería ser y hacía únicamente lo que le daba la gana hacer. Pero ante los de la universidad eso era como pecado, hasta que un día me dijeron: “Vos, aquel sí está en la mierda” y les dije yo: “no, uno está en la mierda cuando no es como quiere, pero este cabrón es justamente como quiere ser”. O como dijo el Taz: “¿Pobrecitos ellos? Puta, pobrecito vos cerote”.

De todas formas si uno está contento con ser como es, entonces tampoco es que se tenga que aceptar mucho, en ese caso sería un poco contradictorio ese “acéptate como eres”, porque ya se asume que uno es así y así está bien. Para que el “Acéptate como eres” valiera de algo, habría que partir con que uno está inconforme con cómo es. Que si muy flaco, que muy gordo, que muy negro, que muy blanco, que muy feo, que muy guapo, que muy tímido, que muy chingón, que muy mula, que muy listo, que muy cabrón en el chance, que muy inepto, que qué se yo, todo lo demás también.

O como dijo Felipito el amigo de Mafalda, ¿Por qué justamente a mí tenía que tocarme ser como yo?. Pues eso mismo, pero resumiendo:

• Si usted es feliz con ser como es, pues ámese cerote, gócese, disfrútese, y llévele su regocijo a los demás, siempre con el riesgo de salir somatado por optimista.

• Si usted no es feliz con ser como es, pues no se acepte así. Pida devolución por defecto de fábrica. Si esta muy coche, adelgace. Si esta muy flaco, harte para encocharse. Si es muy tímido, chupe para perder sus inhibiciones.

• O en lugar de tratar de cambiar, termine aceptándose, si ya total qué mas da, haga lo que haga nunca ni a putas va a estar conforme con nada.

Ustedes dirán.

14 comentarios:

Tu manita dijo...

Jajaja, al menos veo que alguien utiliza los mails que mando!!!!

Tanto como aceptarse creo que es más bien tener buena autoestima y saber que debe realmente uno mejorar para "aceptarse" tal cual uno es.

Buenos, abrazos y ojala que, aunque a la manera blogera del Ruletero, a alguien más le sirvan esas reflexiones.

pacuna dijo...

Yo creo firmemente que uno siempre tiene que ser un inconforme, el problema es que a la palabra "inconforme" la tienen satanizada y rápido la identifican con algún engazado que NUNCA está conforme, y allí es lo distinto.

A lo que me refiero es que uno siempre debe seguir avanzando, con una meta específica y sin olvidarse de disfrutar del hoy. Por ejemplo lo que decías vos, si uno cree que está gordo, entonces uno debe sentirse "inconforme" con su peso, pero cuidado de caer en la exageración de la palabra, el inconformismo de tu peso estará en que te conoces y reconoces que tu peso no te gusta (a VOS, no a otros!) y que querés bajar. Tu meta es cierto peso o al menos adquirir cierta salud, pero un inconforme extremo no estará feliz hasta que alcance su meta, uno lo que debería de hacer es disfrutar del camino, pasarla bien en el gimnasio y sentirse bien consigo mismo... a ese "inconformismo" me refiero yo, y a mi opinión es la gasolina que nos moverá a ser mejores, porque si todos nos hubieramos "aceptado" como somos, no lograríamos nada y no llegaríamos a ningún lado.

Creo que en la frase se usa mal la palabra aceptar, creo que deberia ser conocer, pues uno debería de conocerse y saber que es lo que quiere, cómo quiere conseguirlo y empujarse a alcanzarlo.

en fin... ya nos pusiste a "filosofear" :P, saludos!

Anónimo dijo...

como escribio pacuna y como diria alguien por alli Filosofemos....

Si ponés a una mujer en el pedestal y la protegés de todos los males, sos un cerdo machista;
si te quedás en casa y hacés el trabajo del hogar, sos un marica.

Si un hombre asciende en la empresa antes que una mujer, es favoritismo;
si es ella la que asciende,es igualdad de oportunidades.

Si trabajás demasiado, no tenés tiempo para ella;
si trabajás poco, sos un vago y un inútil.

Si ella tiene un trabajo aburrido y repetitivo con un sueldo bajo es explotación;
si él tiene un trabajo aburrido y repetitivo con un sueldo bajo debería mover el culo y hacer algo mejor.

Si le decís lo linda que está, es acoso sexual;
si no se lo decís, es la típica indiferencia machista.

Si llorás, sos un cagón;
si no un imbécil insensible.

Si un hombre le pega a una mujer, es violencia doméstica;
si una mujer le pega a un hombre, es defensa propia.

Si él toma una decisión sin consultarle a ella, es machismo;
si ella toma una decisión sin consultarle a él, es que es una mujer liberada.

Si él le pide a ella que haga algo que no quiere hacer, es dominación;
si ella se lo pide a él, es un favor.

Si sabés apreciar sus curvas y el encanto de su ropa interior, sos un pervertido;
si no te das cuenta de eso, sos un maricón.

Si nos gustan las mujeres que se cuidan y se arreglan, somos sexistas;
si no nos importan esos detalles, somos poco románticos.

Si le regalás flores, es que buscas algo;
si no se las regalás, se te olvidó su cumpleaños.

Si estás orgulloso de tus éxitos, sos un creído;
si no lo estás, sos un conformista.

Si le pedís echar un polvo, no pensás más que en sexo;
pero si estás destrozado después de un mal día de trabajo, no te preocupás por sus necesidades.

Si a ella le duele la cabeza, es porque está cansada;
si te duele a vos, es por que ya no la queres.

Si te gusta hacerlo demasiado a menudo, sos un sacado;
si no lo hacés muy seguido, seguro que hay otra.

entonces....

jcab dijo...

Mucho psicólogo/filósofo hay por allí que le encanta ir analizando a la gente y aconsejando o también shutes, peladores y chismozazos, a ellos les oímos frases abaratadas como la que mencionás "Acéptate como eres" o si te escuchan protestar por algo "¿Por qué no eres feliz?"

Al final lo importante es que cada quien haga lo que quiera (respetando al projimo por supuesto que si no la mara se pela) y sea feliz haciendo las cosas que le gustan y si uno no se encuentra contento en las cosas que está haciendo pues hay dos opciones, ponerse las pilas o conformarse.

De todas formas siempre es mas facil juzgar que autojuzgarse :-( y que tire la primera piedra el que nunca haya pelado a alguien :-)

Saludos!

Alecksya dijo...

No me importa lo que piensa la gente de mi, me valeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee! ! ! ! !

Soy feliz, soy yo!

Feliz inicio de semana!!!!!!!!!!

rafael romero dijo...

Pues es que ese rollo de estar conforme o no es un vergueo, incluyendo, claro está lo de aceptarse y ser feliz. Yo creo que lo primero que uno debe hacer es conocerse a sí mismo y tener plena conciencia de que cada uno posee la capacidad para aceptarse o no... Andar dando consejitos por ahí, pues como que no... es más algo personal y no algo externo. En fin, es parte de la complejidad humana. Creo que coincido con las aportaciones ya dadas... Y sí, vos Andy, como que andamos con las mismas ideas en la cabeza, jajaja... buena onda, hay telepatía de bolos, que le dicen, jajajaja!!!

Saludos a todos!

birdman dijo...

Yo digo que si estas conforme bien y si no pues bien tambien, por algo somos como somos, si somos una mierda pues mierda somos, y si somos de a huevo pues tambien.
lo importante es que no importa que putas seas pero que seas vos mismo, no hay nada peor que vivir la vida de alguien mas por puras estupideces, asi como tampoco esta bien hacer lo que la gente dice solo por que lo dice, pero bueno, lo importante es quererse como uno es va?

Andy dijo...

Todos tienen puntos muy importantes, yo sigo pensando que lo vital es ser como a uno le de la gana, digan lo que digan los demas, todos.

Pero bueno, tampoco hay que darle tanta importancia, es cuestión de espontaneidad, jajaja.

Saludos a todos.

robertogt dijo...

yo ni sabia que tenía que aceptarme como soy, simplemente vivía felíz jajaja, si sos feliz haciendo lo que haces que más chingados se quiere, como decía Rafael, eso es más personal.
Por ejemplo cuando a alguien le dice a otro "vos serote, solo estudiando te la pasas, no tenes vida", puta pero talvez a aquel le encanta estudiar, entonces?; todo son puntos de vista

Pirata Cojo dijo...

Que me acepten como soy y aceptarme como soy, tarea dura ¿no?

Mercedes dijo...

JAJAJAJAJJAJAJ!!!! CLAP CLAP.. muy buen post señor! me hizo reirme.. veras q esa frase de aceptarse como uno es siempre me ha sonado a "deja de perder el tiempo pensando en trivialidades" es decir.. "q idiota sos" solo q en palabras dignas JAJAA... pero si tenes toda la razon.. y ahuevos a mi no me agrada.. mucho menos comulgo con la mara super optimista .. la verdad es q para q hacerse tanto rollo ?
saludos!

RomeroGT dijo...

pues no importa si te aceptas o no, si te queres cambiar o te da la hueva, mientras seas feliz, aunque sea siendo miserable.. 'ta bien !

jajaja

Anónimo dijo...

A LA MIERDA TODOS!!!

davide-shoplifter dijo...

Pues si tenes razon aceptate como sos y vivi mas tranquilo y mejor pero nel como dijiste nunca se esta uno conforme con nada.