martes, abril 03, 2007

Aaahhh la Semana Santa.

Así como si nada llegó Semana Santa otra vez, y eso que pareciera que acabamos de estar en Año Nuevo, pero ni modo, así de acelerada va la mara últimamente. Y menos mal que no tengo planes para esta semana porque tengo que trabajar hasta el miércoles y además hay una especie de ley seca de la cual nadie está muy seguro lo que prohíbe, si la compra o la ingestión alcohólica, o qué con exactitud, pero que ha sido motivo de quejas por todas partes. Para ahorrarme molestias me aseguré de tener mi provisión adecuada para toda la semana antes de que esta empezara.

Pero bueno, echando la vista atrás, pienso en las Semanas Santas de cuando era niño. En mi casa no se hacía oficio, no se jugaba, no se cocinaba y muchas otras cosas desde el miércoles en la noche. Y cómo nunca mi familia fue muy amiga del pescado, la dieta para jueves, viernes y sábado se limitaba a curtido, ensalada de algún tipo, pan y tortillas. Hasta el Domingo de Resurrección se podía hartar uno lo que quisiera. A mí que no se me ocurriera salir a jugar a la calle, pues eso casi seguro me garantizaba el infierno. Poner la tele no servía de nada porque en todos los canales había películas de romanos que no entiendo como alguien puede verlas si son para morirse del aburrimiento. Y la radio también estaba prohibida, así que si alguna música iba a sonar serían marchas fúnebres o música sacra. Era casi preferible no tener feriado y seguir en el colegio como si fuera una semana normal. Eso sin contar las procesiones, que jamás me han gustado aunque entiendo que no tienen nada de malo. Es simplemente que no entiendo cómo eso me va a hacer mejor persona o mejor cristiano. Pero ese es otro tema.

En cuanto tuve edad suficiente para irme sólo al pueblo de los otros abuelos, a eso de los 12 años, ya no pasé una semana santa en la ciudad. Como allí no tenía que “técnicamente” estar en la casa más que para comer y dormir, era la libertad. Pasábamos todo el día en los ríos, el riachuelo y el motagua. Llegábamos al pueblo casi todos los de la capital, primos, primas, amigos, amigos y se formaba el despelote. En algún momento de esas semanas santas conocí Río Dulce y el Castillo de San Felipe, me toco manejar en la carretera al atlántico el carro de un cuate que se pasó de tragos y eso que yo no sabía manejar, nos tomamos la famosa foto en el “jeep de hitler” como es conocido el jeep año 48 en el que el Otto llegó hasta el motagua. Todavía dicen por allí las malas lenguas que nuestra intención era quemar el jeep y echarlo al río, pero eso es mentira, solo queríamos esconderlo para que el Otto se enojara el regresar y no encontrarlo, pero salió mejor la cosa porque Doña María, que en paz descanse, mandó a alguien a buscar el jeep y el Otto tuvo que caminar, de noche, bolo y en chancletas como 1Km hasta el pueblo. Cuando llegó el tipo que iba a llevarse el jeep junto con Doña María nos encontraron en pleno proceso de empujarlo y cuando nos gritaron todos salimos corriendo en direcciones diferentes, pero ¿Adivinen a quien pusieron de cabecilla de la turba del jeep? Para no perder la costumbre, a mí, jajaja. Lo que si recuerdo era que el Sábado de Gloria nos hacían ir a la iglesia a tirar flores y cantar Gloria, pero después nos cinchaciaban o nos daban con alguna rama verde, con la excusa de que era para que creciéramos, jajaja.

Terminada la secundaria y ya con trabajo, las Semanas Santas alternaron entre Zacapa y Panajachel, uuhh que buenas chingaderas, solo que allí si ya había Sexo, Drogas y Rock and Roll, jajaja, ¡quien me oyera!. En cuanto al Sexo intentábamos conseguir alguna que quisiera casi siempre sin mucho éxito, las Drogas se limitaban a alcohol y alguna vez un poco de monte y lo que si había era Rock and Roll. Me acuerdo que fuimos a ver a Alux Nahual un Sábado de Gloria, cuando el Omar se andaba conectando a la chabela pero los dos mulitas se pasaron de chela y los fui a encontrar medio desmayados de bolos tirados en la arena con una amiga de la chabela cuidándolos. O cuando fuimos con los de la Universidad que el Luís Ángel iba enyesado de una pata pero eso igual no impidió que se la colocara con todos, nos fuimos para San Pedro y mientras algunos nos íbamos a caminar y a meter al lago el Luis Angel, el Robín y alguien más se quedaron chupando en una tiendita y cuando regresamos los tuvimos que subir a la lancha. El Luis Angel se nos perdió una noche y lo encontramos a las 8 de la mañana, sentado en la banqueta enfrente del hotel, con un vaso de ceviche (que aun no sé de donde putas se sacó) y un litro de cerveza, apoyada la pierna en las muletas y gritando “Este es el desayuno de los campeones”, jajajaja.

En Panajachel ya con Los Últimos Adictos, llegamos el miércoles y el organizador del concierto de esa noche no consideró que nos tenía que reservar hotel. Nos quedamos en un cuchitril 5 en una habitación con una cama. Yo puse mi sleeping y que los demás se pelearan la cama. A las 2 de la mañana nos avisó el Ricardo que había conseguido habitaciones en el Mayan Palace y a esa hora nos mudamos. Fue la noche que no queríamos dejar entrar al Espaderos y al muy cerote se le ocurrió decir que abriéramos porque había una emergencia, que habían matado a Mameyón, cuando el mameyón estaba acostado en una de las camas del cuarto. Por supuesto lo mandamos a la mierda. Para otro concierto la radio organizadora nos dio un apartamento de lujo, frente al Barceló del Lago, pero nadie le dijo a la dueña que era para un grupo de rock, y cuando nos vió sin el de la radio que se lo alquiló, se alebrestó un “poquito”, llamó a la policía, llegaron los tiras y mientras aparecía el de la radio casi vamos a dar presos con todo y nuestros tiliches. Yo por si acaso tenía mi mochila puesta y el sleeping en las manos por si tenía que salir en desbandada, pero preso no me iban a llevar, jajajaja. Tantos conciertos que fueron buenos, de verdad. En una de estas Semanas Santas en Panajachel la conocí a ella, a la que creí que sería la mujer de mi vida, pero lo malo fue que a ella no se lo explicaron de la misma manera entonces no me siguió el cuento y falló el plan, pero bueno, ¿Quién dice que todo tiene que terminar felizmente siempre? Jajajajaja.

Después llegaron otras Semanas Santas en Zacapa, ya en la etapa “Adulta”, jajaja. Auténticos festivales en honor al dios Baco, jajaja. Horas en el río, horas chupando, incluida una sandía que la llenamos de vodka, la dejamos enfriar y nos la comimos. Nos acabamos las cervezas de una tienda y cosas por el estilo con el gran Primo, el Lev Andropov, mis hermanos, la Laurita, el Luís Pedro, la Mavi y algunos cuantos más que en alguna ocasión nos acompañaron.

Pero bueno, al menos ya me reí un poco recordando tanta burrada que para muchos de ustedes no tendrán mayor sentido, pero supongo que cada uno tendrá anécdotas parecidas. ¿Ustedes que han hecho en Semana Santa? Suerte con esta y si salen mucha precaución y sentido común.

15 comentarios:

pacuna dijo...

jajaja, aunque como decis, nosotros no somos parte de esa historia, me mataba de la risa, porque tus semanas santas han ido en un aumento de alcohol bastante gracioso... desde una semana santa bastante "santa" hasta borracheras con perdidos y tiras :P.

Se nota que eras bastante cuate de los ultimos adictos. Esto no tiene nada que ver con este post, pero fijate que el taz fue el que por dos meses me enseñó los asuntos básicos de la bateria. Buena onda el cuate, y ahorita me acordé porque yo viví, aunque no en semana santa, muchas borracheras y historias interesantes de músicos y "giras" :P.

saludos! Y feliz semana santa!!

Quetzali dijo...

Simon, que Semanas Santas, de guira, las pasaba como decis al principio de la ruta (como sos ruletero), era melindrosa para el pescado y creo que comia tamal con queso para esos dias, despues de grande ya como mariscos, recuerdo lo de los cinchazos, aunque dice mi hermano que como no creci, a mi nunca me sonaron, solo a el. En mi primera adultez, me fui a la capirucha a bretear, entonces aprovechaba para ir a mi pueblo. Ahora que estoy fuera de Guate, recuerdo con nostalgia las epocas vividas alla. Al igual que "Pacuna", he tenido Semana Santa; recuerdo una vez que todavia estaba en la primaria y me eche 2 semanas de vacaciones fue mi Semana Larga. Y una que otra Semana Zangana. Saludos para todos los chapines, dentro y fuera de nuestra patria.

Andy dijo...

Pacuna: Fijate vos que no lo había pensado así, jajaja. Fue una escalda alcoholica que empezó en el 94, alcanzó el cénit en el 99 mas o menos y desde entonces ha sido cuesta abajo, jajaja. Sobre todo desde el 2003, que fue la primer Semana Santa que pasé fuera de Guatemala y ya van 5 al hilo, jajaja. Con los adictos en efecto, son de mis mejores amigos, particularmente el Taz y Rolando el guitarrista.

Me estaba acordando de muchas anécdotas mas en semana santa, pero las iré soltando poco a poco mas adelante, jajaja.

Quetzalí: Gracias por la visita a este tú humilde ruletero. Yo también estoy fuera de Guatemala desde hace 5 años. Yo tampoco crecí mucho a pesar de que me dieron duro, jajaja.

Allá por oriente, Zacapa para ser mas precisos, el sábado de gloria se leí el testamento de Judas, donde le sacan los trapitos sucios a la gente, pero dejaron de hacerlo porque en una aldea de por allí se quebraron a un cristiano que estaba leyendo el testamento, y solo lo estaba leyendo pues no lo había escrito él, que gruesa la mara, jajaja.

Saludos también para vos y todos los chapines dentro y fuera de Guate.

Ahora que lo pienso, estoy recordando que mis abuelos compraban tamales blancos, de esos de solo masa, y con ellos acompañaban el curtido. Se me acaba de antojar.

davide-shoplifter dijo...

Que buenas chingaderas mano a mi tambien me hiciste matar de la risa, buena onda cuidate y feliz semana santa para vos tambien

jcab dijo...

"que habían matado a Mameyón, cuando el mameyón estaba acostado en una de las camas del cuarto"

Jajajaja me rei mucho con eso, contás las cosas con tanto entusiasmo que es inevitable contagiarse de el. Y es cierto lo que dice Pacuna del nivel etilico con el paso de los años.

Yo solía pasar la semana santa en Chiquimula en donde todo giraba en torno a la procesión del viernes santo de las 3 de la tarde. Ese día ni te podías bañar alrededor de esa hora porque decían que te salía cola de pescado.

¡Saludos!

robertogt dijo...

jajaja, esque todas las borracheras son de ahuevo, más aun si vos no estan tan tocado y miras como toda la mara hace sus burradas, jajajaja. Que de ahuevo tus semanasantas vos Andy. yo por lo menos ultimamente en mi casa me quedo, bueno... en los ultimos 3 años he ayudado a un cuate a hacer una alfombra pero solo por estar chingando, ni catolico soy jajajaja.

Herbasio dijo...

Ah! Semana Santa en Guatemala! Yo recuerdo que una vez de güiro hasta de apostol salí en una de las actividades de la iglesia, pero lo que mas recuerdo de Semana Santa en mi niñez, eran las chingaderas que un montón de patojos hacíamos cuando empezábamos a armar a Judas, para sacarlo en Miércoles Santo, "Pan para Judas", pero mas nos gustaba que nos dieran pisto que el famoso pan de Semana Santa. En mi casa compraban un cachimbazo de pan para empezar a consumir desde el miércoles porque en Mazate todo lo cierran hasta el mercado y te pisás si no te abastecés de suficiente comida (a la fecha, creo que todavía es así, creo, porque ya tengo 4 años fuera de Guate).

Las otras chingaderas eran en la playas, pero no las playas a la que toda la mara va (entiéndase San José Beach, Monterico Beach, Champerico, Ocós o Tulate Beach), nel, playas donde iba poca mara (en la costa sur, entiéndase Churirín, Tahuesco, Tecojate), o sea, playas menos famosas o ríos y por lo tanto menos gente, pero igual se armaban buenas chingaderas.

De adulto y ya chambeando se me dió por recorrer Guate, conocí varios lugares como Tikal, Río Dulce, Cobán y algunos lugares de Oriente (ya conocía la costa y el occidente) y pues de ahuevo todos esos lugares y la gente también.

Así que Semana Santa para mi significa: Religiosidad (procesiones), comida típica de la época, playa, pan para Judas, viajes y lo mejor de todo PELEX

Herbasio dijo...

Ah ! se me olvidaba... No sabía que vos tocaste con los últimos Adictos... No tuve la fortuna de ver a Ricardo tocando con ellos, pero si recuerdo haberlo visto con Estress en uno de sus conciertos allá en Reu creo, o no me acuerdo, al que conocí de esa mara (pero antes de que se metiera a Ultimos Adictos) fué al Jorge Spaderos, bien de ahuevo el pisado.

Lástima que se echaron a aquel vos, eso fué el año que yo salí de Guate (2003 si no estoy mal) y me mordí los huevos por la impotencia de saber que por mas que hay gente buena en Guate, siempre va a haber gente pura mierda que no tiene ni mierda bueno que hacer.

Andy dijo...

Davide: Gracias mano, para vos también.

JCAb: El Espaderos siempre fue conocido como el mas chingón de todos, y sabíamos que si lo dejábamos entrar nos iba a fastidiar la noche, por eso no le habíamos, hasta que el cabrón dice: "Muchá, ábranme por favor, hubo un clavo, MATARON A MAMEYÓN", allí nos empezamos a reir todos y el mameyón se levantó a gritarle "andate a la mierda cerote", jajaja. A la mañana siguiente no encontrábamos a Espaderos por ningún lado hasta que a alguien se le ocurrió ir a ver a su carro, y allí estaba full cuajado como a las 10 de la mañana, jajaja.

RobertoGT: Lo importante es la chingadera mano, jajaja. Buena onda.

Herbasio: Primero que nada, yo no tuve la suerte de tocar con los últimos adictos, ni siquiera soy músico, pero como siempre fueron de mis mejores amigos, aun incluso hoy en día, yo era el que andaba siempre con ellos para todos lados. El Mameyón que menciono en la historia era el que se encargaba del escenario, de conectar todo, de que todo funcionara. Había un manager que era el que manejaba la plata y yo que siempre estaba allí para lo que hiciera falta ayudar, jajaja. Fijate vos que en mi casa era parecido, solo que hubiera lo que hubiera en la refri solo podías comer lo que ya estuviera preparado, no se podía cocinar ni nada. Costumbres de los viejitos.

Andy dijo...

Me estaba acordando, para una semana santa se suponía que íbamos como 12 de la Universidad a acampar dos noches a semuc champey. Quedamos de juntarnos el sábado en las camionetas de cobán a las 5 de la mañana y solo aparecimos dos mulas, el Robín y yo, jajaja. Toda la mara fue mandando mensajes de que ya no iban y como nos dió algo de cheles irnos solos, jalamos para zacapa donde mis abuelos. Allá ya estaba mi primo con los de su universidad y grupo de rock (jajajaja) y se armó el festival de guaro, jajaja. Pasamos una noche a la orilla del motagua pero nos regresamos como a las 3 de la mañana porque unos querían entrar al baño y los mulas del robin y el steve se hartaron una botella de tequila y tuvimos que prácticamente arrastrarlos casi un kilómetro hasta el pueblo, jajaja.

Que lástima que en aquel entonces no habían cámaras digitales, jajajaja.

Saludos a todos. Ya es Jueves Santo y tengo una semana santa como nunca había tenido...Con gripe!!!!, jajaja. Al menos eso me va a evitar pecar, jajaja.

Alecksya dijo...

Comparadas tus S.S. a las mias, puedo dar gracias a Dios de que soy sana.... jajajajajajajajajajaja en mis S.S. el unico que chupaba era mi cuñado, nos hibamos a cualquier lado y siempre de regreso veniamos todos rezando pora que no se le subieran mucho los tragos porque el venia manejando.

Ultimamente no hemos salido, (casi 10 años) porque el gentio que se arma es insoportable, por lo que machete estate en tu vaina.

Espero que te mejores pronto, yo ya estoy cual oso en invernadero, ni cuenta me di que ya era la una de la tarde y yo todavia con sueño.

Happy S.S.

Alfredo dijo...

Vos andy y que nos podes contar de como se gozan las semanas santas por alla, mira que en mi cazo estoy bien pizado en el trabajo esta semana santa he estado metido en el trabajo por que echaron a la mierda a un cuate pero al rato recupero el nivel de alcohol pero ni modo ay que hacerle huevos.

Cuidate

CHC dijo...

Yo, hoy Viernes Santo, he tomado un ruletero imaginario para irme a ver unas mis procesiones, también imaginarias...o por el youtube, porque ando también a miles de kms de distancia vos....jajajajaja.

Yo soy de las sanitas, al menos para estas fechas. Porque, esas chupaderas las dejaba para otra ocasión...jejeje.

Pirata Cojo dijo...

Bonitas anécdotas vos, tengo varias para contarte, aunque las mías son más inocentes, como la vez que compré mis entradas para el primer pana-rock,año 86 u 87 y que my mujer me mandó a la m..., no me dejó ir, tenía que viajar de Xela a Pana y se desperdició el dinero.

Algún dia te contaré otras, un abrazo

Anónimo dijo...

Bueno, pues al igual que Jcab, yo también pasé como 20 Semanas Santas en Chiquimula, el calor era insoportable, en la noche nos sentábamos en la banqueta a platicar y tomar cocas bien frías con una bolsita de tortrix. Cuando eramos niños cargábamos las procesiones pequeñas, de 16 brazos. Ese día hasta los niños nos vestíamos de medio luto y no se podía hablar con el volumen normal, sino, casi en secretito. Todo era muy sano. (suspirito)
Pero cambiando de tema, yo conocí a Ricardo en el 94 y tuvimos una bonita amistad desde ese momento, pero quería contarles que cuando se nos fué me afectó muchísimo, estar en el velorio fué muy doloroso, sin embargo les cuento que cuando ya habían pasado como dos meses, una madrugada, lo soñé. El único sueño que tuve con él y el único que de plano tendré. Estaba vestido como siempre, con su estilo, sólo que en tonos beige y blanco y no se veía tan moreno, el pelo nítido y entre lo que platicamos me dijo muy claramente "Ahora toco con arpas y violines", es algo que no puedo olvidar y sólo confirma que ese día, el Señor se llevó lo mejor que encontró.
Yas