martes, abril 14, 2009

Reflexiones Post-Semana Santa, aunque no fue ni tan semana ni tan santa.

Se pasó sin darnos cuenta en realidad. Será porque las ocupaciones de hoy en día nos llevan a rastras por senderos cada vez mas indiferentes y no nos paramos a pensar siquiera sobre lo que nos rodea. No se si sea la apatía con el paso de los años, pero algo habrá en el ambiente, o no.

Pensaba en la recién pasada Semana Santa porque ha sido muy diferente a las anteriores. Aparte que trabajé hasta el miércoles al medio día, cosa que nunca había hecho, prácticamente por decisión propia aproveché estos días de reflexión y penitencia, no para reflexionar o penar gran cosa, porque sería exagerado decirlo así, pero si para descansar en total tranquilidad, sin excesos, sin abusos, sin desenfreno. Creo que atrás quedaron ya los años de calamitosos exabruptos etílicos, zafarranchos de combate moral, irreverencia, inconsciencia, irrespeto. No voy a revivir aquí ni ahora viejas historias de años pasados, mas que nada porque ya he contado algunas y porque me darían unas ganas casi irresistibles de mandar el recato al demonio y revivirlas, pero eso no quita que con nostalgia recuerde aquellos 4 días bolo en pana, o los conciertos del rock chapín desde un escenario, o la luna llena sobre el lago en noche de Jueves Santo y con el alcohol en niveles alarmantes, o los ríos de zacapa, mangos y marañones acompañando un trago bien servido de la mejor cusha destilada en aquellas latitudes.

Lejos de pensar en eso, y no quiero que se confundan pensando que me estoy pasando a la otra parte acostumbrada de la Semana Santa, es decir, la parte ritual teológica, porque no es así. No estoy tomando partido por ninguna de las corrientes de uso común, antes mas bien creo que estoy tendiendo a un aislamiento individual, a una corriente propia de distanciamiento y observación, de cinismo y criticismo casi objetivo, pero no del todo.

Y decía que no tomo partido por ninguna de las corrientes, porque a pesar de que todas tienen su bueno, todas tienen su malo también. Esa dualidad sin la cual no se puede tener una sola parte, siempre tienen que ir las dos opuestas. Pensando en todas las costumbres de esta época, sobre todo en las eclesiásticas, con sus procesiones, pasos y demás manifestaciones, yo que soy católico, debo decir que aunque nunca he sido muy allegado a estas tradiciones, hoy en día me siento mas lejano aun debido a la falsedad que siento en todo esto. Sin generalizar claro, porque hay mucha gente con auténtica y profunda devoción, quienes con su fe y creencia redimen un poco el escepticismo de nosotros los demás, pero de la mano de esa gente piadosa de verdad hay del mismo modo sus extremos opuestos, con gente que participa en todo esto movido por cualquier razón, pero ninguna buena. Todo eso sin siquiera llegar a considerar el tremendo negocio que han montado al rededor, convirtiendo lo que originalmente se habrá intentado que fuera una verdadera expresión de fe, arrepentimiento y esperanza, en un circo mercantil y un escaparate para que los entes sin personalidad se exhiban en lo que para ellos es una moda mas. Cómo dijo mi hermano el domingo pasado, al ver esas cosas me recuerdo de la parte de la chalana donde dice: “nuestros curas monigotes, que comercian con el credo....”, y qué le vamos a hacer. De todas formas y pecando de cínico, prefiero considerar todo esto como una expresión folklórica mas que religiosa.

El Viernes Santo en la casa terminamos debatiendo sobre la corrección de observar el ayuno de ese día y casi me echan cuando les dije que yo no consideraba el comer como un pecado, y que sí, entendía que en un principio se debía respetar una fecha tan importante como esa, pero que no tenía sentido regodearse en la “satisfacción” de cumplir con los preceptos implantados por un solo día, cuando el resto del año no se hacía nada por lograrlo. Me decían que es un sacrificio, y yo les preguntaba que qué validez puede tener un sacrificio de un solo día cuando eso debería ser una constante en nuestras vidas. Me decían que se tenía que respetar porque la iglesia lo dice, y yo les decía que la iglesia y su máximo líder también decían que no hay que usar condón lo cual me parece una soberana animalada. Me decían que era una cuestión de fe, como cuando se entra a un templo por una puerta santa para ganar indulgencias, y yo les decía que las indulgencias no se ganan pasando por el marco de madera de una puerta, sino que se ganan con nuestras acciones diarias, siendo buenos y justos, sin necesidad de involucrar en el proceso fanatismos religiosos o sonoros golpes de pecho en público. Al final no llegamos a una conclusión, pero por lo menos la sobremesa estuvo entretenida y es curioso ver a que punto se puede levantar pasiones al respecto, y hasta que punto nos tiene implantado cierto patrón de reacción la maquinaria adoctrinadora de la iglesia desde hace muchas generaciones.

En fin, que ya divagué suficiente y no dije nada útil. Solo me limito a insistir en que crean en lo que quieran creer, pero si no quieren aceptar los dogmas de lo que sean, no los acepten. Cuestionen todo y busquen el conocimiento. Si se van a dedicar a la fe, a las procesiones y todo eso, háganlo con todo su corazón y con una entrega total. Si se van a ir a una playa a emborrachar y a buscar a quien “pasarse por las armas”, también háganlo con toda la gana y siempre de frente. Lo que no está bien es que cometan la mediocridad de hacer las dos cosas, eso si es causa de reproche. Y con total seguridad en todos los niveles de gris que hay entre los dos extremos, también habrá un escalón que se ajuste con total exactitud a sus preferencias. Qué pisados, si al final de cuentas que les quiten lo bailado. Que siga el año señores. Salud.

6 comentarios:

jcab dijo...

Muy buena reflexión. Yo en lo personal creo que cada quien debe vivir la semana santa y su vida en general como quiera sin chingar a los demás. Ya cansan los religiosos y no religiosos juzgándose entre si como si su modelo de vida fuera el correcto. Vive y deja vivir.

Saludos muchacho!

robertogt dijo...

Ciertamente hay contradicciónes y cosas así en cuanto a "reglas" que tiene cada Religión, y pues solo queda tomar lo bueno (bueno espiritualmente) y si algo no nos convence pues no desecharlo completamente, pero sí cuestionarlo; al final lo que hay que hacer es vivir tratando de hacer el bien, moralmente y todo eso; porque incluso he conocido a gente que no es religiosa ni nada por el estilo, pero son muy buenas personas, con buenos valores y por el otro lado hay personas supuestamente religiosas que nada que ver. En fin, saludos Andy.

espyder dijo...

Curiosamente brother, yo tuve un par de conversaciones con mi cuñado también de sobremesa y por supuesto tocamos ese tema (y por supuesto con guaro). Creo que es difícil tratar de entablar o llegar a un acuerdo con personas que no saben ni siquiera qué es lo que defienden. Mi cuñado me decía, "porque me voy a echar pija yo por esta u otra iglesia/creencia/religión si ni siquiera sé lo que yo creo" y repito, aunque fue platica de bolos, no dejó de quedarme la espinita.

Desde hace ratos me he comprometido a mi mismo en investigar y alimentar mas mi conocimiento (ah chish!) acerca de varios temas, específicamente éste, pero no para defenderme de quienes se somatan el pecho, sino para abrirme la mente yo mismo. Por ejemplo, he obtenido unos libritos de DaVinci, ya vi Zeitgeist y Zeitgeist Addendum (aunque estas ultimas tienen algunas cosas que no comparto) y he revisado otras cosas. Por cierto, por allí tengo un draft que algún día sacaré a luz en mi ya empolvado blog, jaja.

Así es compadrito, que como dice @Jcab hay que vivir sin chingar a los demás y sobre todo, porque tan rico que es, el que no te chinguen, jaja

pilas brother!

rafael romero dijo...

Yo ya no sé qué es Semana Santa, con eso te lo digo todo, jejeje... Saludos Master!

Edwin Medina Morales dijo...

La realidad es simple. Dios no quiere tus sacrificios ni rituales quiere tu Corazon. Cristo murio en la cruz no para que tubieramos ceremonias si no para pagar por nusetros pecados. El ayunar no lo debemos de ver como obligacion sino como un tiempo cuando vamos a dejar de darle al cuerpo lo que desea para enfocarnos en oracion. Asi que si vas a ayunar y no enfocarte en tu charla con Dios que es lo que es la oracion de nada sirve.

Cristo esta parado en la puerta de tu corazon tocando, pero no va a entrar por la fuerza. Es un caballero que esperara a que tu le habras y le permitas entrar. Pero si lo haces te cambiara la vida. De eso puedo ser testigo para todos los que me conocen, y saben quein yo Fui. No soy quien debo de ser pero ya no soy el que antes fui.

Anónimo dijo...

[url=http://www.ganar-dinero-ya.com][img]http://www.ganar-dinero-ya.com/ganardinero.jpg[/img][/url]
[b]Una gran guia de ganar dinero[/b]
Nosotros hemos encontrado la mejor pagina web en internet de como trabajo casa. Como nos ha sido de interes para nosotros, tambien les puede ser de utilidad a ustedes. No son unicamente metodos de ganar dinero con su pagina web, hay todo tipo de metodos de ganar dinero en internet...
[b][url=http://www.ganar-dinero-ya.com][img]http://www.ganar-dinero-ya.com/dinero.jpg[/img][/url]Te recomendamos entrar a [url=http://www.ganar-dinero-ya.com/]Ganar-dinero-ya.com[/url][url=http://www.ganar-dinero-ya.com][img]http://www.ganar-dinero-ya.com/dinero.jpg[/img][/url][/b]