sábado, noviembre 10, 2007

Historias de Ruletero IV. Y... ¿Qué pasó con el patojo?

- En la parada porfa. Ahora si, ya voy estando cerca porque hasta el corazón se me está alborotando. Ya se como le voy a entrar a aquella, pero pilas porque primero tengo que encontrar la casa y me dijeron que por aquí estaba mera peligrosa la calle. Primero Dios que no me pasa nada. Puchis, estas cuadras son de hule porque no hay de donde llegue. Pero ya vi el parque. Ahora para allá y como dos cuadras, sí, a ver, un poco mas para allá, esta casa tiene que ser. Ay Diosito, por vida tuya que aquí sea.

Toc. Toc. Toc.

- ¿Sí?

- Buenos días seño, perdone, ¿Aquí es la casa de doña Esperanza?

- Si, es aquí. ¿Quién le digo que la busca?

- Dígale que es Calín, nieto de doña Licha, de allá del pueblo por favor. Ojala que esté.

- Que pase dice, ahorita viene ella.

- Gracias, muy amable. Bueno, por lo menos si está doña Pancha.

- Ve patojo, vos por aquí, mero lejos del pueblo andás. ¿Tenés hambre? Mija, traigale al patojo un cafecito y unos panes de manteca por favor.

- Buenos días Doña Pancha, Dios se lo pague. Pues aquí mire, que las cosas están duras allá en el pueblo y me vine a ver si echo riata aquí en la capital, y me dijo mi abuela que si me venía para acá que la pasara saludando de su parte.

- Ah, que me pasaras saludando. ¿Tu abuela está bien? Hace años que no miro a esa viejita mi compañera.

- Si doña Pancha, allí está la viejita, aunque con sus achaques, no mira pues que ya la riuma le está molestando, y la diabetes que también la ha tenido algo fregada pero allí va la señorona, es que es gente de antes, como usted Doña Pancha. Muchos saludos le mandó.

- Ah, muchos saludos me mandó será tu calzoncillo. No te engañés patojo baboso, yo bruta no soy, allí toda viejita donde me mirás, la cabeza es lo único que no me falla. Vos no veniste a buscar trabajo, ni me mandó saludos tu abuela, que la viejita a lo mejor ni sabe que por aquí andás. Vos buscando a la otra babosa de la Julia venís. Bien decía yo que era cosa de tiempo que te aparecieras por aquí. A alguno de sus hermanos ya bolo le habrás sacado que cuando se fue del pueblo se vino para acá. Y no me digás que no, que yo a lo mejor no fui a la escuela, pero la vida me ha enseñado mucho patojo, mirá que al pueblo ni las camionetas llegaban todavía cuando yo ya me había juntado con mi marido, el difunto Juan, que en gloria esté. Decime, ¿verdad que buscando a la Julia venís?

- Ay doña Pancha, para que le voy a contestar si ya usted me descubrió en la mentira. No se enoje doñita, si yo no quería engañarla, pero es que no sabía si me iba a recibir. Si, buscando a la Julia vengo, es que me tiene como chorizo en carnicería doña Pancha, colgado, colgado. Y yo si la quiero bien, y me animé a venir a buscarla porque ya cambié, porque ya me estoy levantando allá en el pueblo y porque ahora si tenía con qué venir a ofrecerle algo. ¿Está? ¿Anda trabajando? ¿A que hora viene? No se preocupe, yo me voy a dar una vuelta y regreso a la hora que usted me diga.

- Ay Dios mío, patojo baboso, mirá pues lo que son las cosas. La Julia no está, ni va a regresar luego para que la esperés. Esa patoja venía mala, venía triste. Yo hasta pensé que venía enamorada del Sombrerón, perate que me santigüe, porque ni comía, y en la noche se encerraba en el cuartito de allá atrás a llorar. Yo ya estaba asustada de ver que no mejoraba y va de darle agüita de macuy y arrocito con chipilín para que no se nos debilitara mas.

- No me diga eso doñita que me mata el corazón de la angustia pensando en que era por mi culpa. Pero ¿ya está bien? ¿Dónde la encuentro? Por vida suya, dígamelo.

- Mira patojo, la Julia poco a poco se fue recuperando. Si hasta chapuda se puso. Una mi patoja le consiguió trabajo en la fábrica donde ella está y poco a poco se fue acostumbrando. Pero conoció a otras patojas allí y un asurumbado que le andaba calentando la oreja y le metieron en la cabeza que se fuera para el norte, que allá había mas trabajo, que pagan en dólares y se vive mejor. Y la convencieron patojo. Mirá que no quisiera yo que esta vieja te tenga que decir esto pero llegaste dos semanas tarde patojo. Mañana cabal ajusta los 15 días que salió para el norte. Una su mochila se llevó con ropa, dijo que ya había juntado para el viaje y que Dios mediante nos llamaba en tres semanas para decirnos que llegó bien. Ni de sus tatas se fue a despedir al cementerio patojo. Yo rezando estoy para que me llame, pero aun no han pasado las tres semanas que le dijeron que se tardaba, pero esas cosas a veces se tardan más.

- Ay doña Pancha, dígame que es mentira por favor, que me está baboseando. Ahora si se me jodió la vida. ¿Y qué hago yo ahora? Si la Julia era todo para mí doña Pancha, de verdad. Yo me voy a seguirla doñita, ¿usted sabe para donde mero es que iba?

- No patojo, no sabría decirte, primero está en que averigüemos que llegó bien. Pero no llorés patojo, andate para el pueblo que si ella avisa que llegó yo te mando a decir con sus hermanos donde está. Más no te puedo ofrecer. Y si no llama patojo, hacele yemas y seguí adelante vos. Ya te encontrarás con otra vas a ver.

- Dios se lo pague doña Pancha. A ver que hago. Bueno, no le quito mas su tiempo, yo voy a ver si me regreso para el pueblo y a ver que hago. Muchas gracias.

- Dios vaya con vos y la Santísima Virgen te guarde patojo.

- Gracias doñita, gracias. ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué? Como soy de mula, de bruto. Ahora si ya me jodí, aquella ya no me quiere y se me fue para el norte. Menos mal que aquí a dos cuadras vi una cantinita, porque yo con este dolor sin guaro no puedo. Ya después miraré a ver si me regreso al pueblo y de allí miro ya que hacer, si esperar o irla a buscar de una vez.

Buenas, hágame la campaña, me da un octavo por fa.

---------
Capítulos anteriores de las Historia de Ruletero I, II y III

14 comentarios:

La Filistea dijo...

Yyyy... como vos dirías bolo que no ha cantado la traicionera no es bolo.

Ayyy Dios este patojo se lo estállevando la gra puta, pero vamos a ver con que clavo se saca a la Julia.¡¡Buena Andy! ¡Buena!.

Chalú.

CHC dijo...

Ya me enadaba preguntando por este patojo, si por fina habia ido a buscar a la famosa Julia.

Pero, ya la dejo ir el baboso.

A mi me gusta como habla la viejita...jajajaja.

ACENTUANDO dijo...

bien dije yo en uno de los capítulos anteriores que ya era tarde (y que conste que no por pesimista vos)...es este tiempo que no deja de pesar y pasar!!. Vos que alguien me explique por que ne las grandes historias de amor cuando el otro al fin recapacita lo hace tarde???. Bueno ahora que se vaya de mojao tambien!!!.

Olvide decir aquella vez que esta historia del patojo es de mis preferidas tambien Andy.

abrazotes

Andy dijo...

Filis: Eso mismo, Bolo que no ha cantado LA TRAICIONERA no es Bolo, jajaja. Ni yo se en que terminará el patojo vos, ya nos enteraremos.

Chachi: Chilera la manera de hablar de la viejita vaa?? Se le fué al tarugo mirá, pero a ver que pasa. Saludotes.

Acentuando: Me gustó eso de "Grandes historias de Amor", jajaja, está bueno para título de colección en dvd de telenovelas, jajajaja. Pues no te sabría decir vos, siempre hay alg´nu baboso que por no madrugar se lo madrugan y pues hasta allí llegó la gran historia de amor y se convierte en la majestuosa cagada, jajaja, pero asi "son" la vida, jaja. Abrazotes también para vos.

En unos días nos vamos a enterar como le va al Don también.

SCD dijo...

Pues al igual que tus lectoras, yo tambien ya estaba esperando este capitulo, te quedó calidad vos y que bueno que vas a seguirle tambien con la historia del don... seguro que a la siguiente tenemos al patojo ya bien socado, jajaja.
Orale Andy, saludos!!!

The Black Wizard dijo...

voz que buena la historieta, ya le habiamos perdido la pista al patojo pero en serio que esta calidad caliman canguro, sobre todo el realismo pizado que le metes al decir esa babosada de que el patojo ahora se ahogara en guaro para llorar las penas adquiridas atravez de esos amores que por una u otra razón nos abandonan, pobre patojo a ahorgar las penas en el octavo entonces.. salud!!!

pacunar dijo...

Que bueeeena!! jajajaja
ah este patojo llegó tarde, como dicen por alli, siempre uno se da cuenta cuando es un cacho tarde! :S
Pero bueno, quien quita y al momento de echarse los frescos, como generalmente ocurre, se le va a aclarar la mente y la va a perseguir!!!

Ya nos tenias en ascuas por saber que habia pasado vos! jeje, y bueno.. que joden esos otros patojos que les calientan la oreja a las chavas :P

Vos Andy, disculpa que te lo pregunte vaa... pero en estas historias, cualquier similitud con la realidad es pura coincidencia?!?! :P

Andy dijo...

SCD: A ver si le alcanza el pisto al patojo pisado para embolarse vos, no me ha contado cuanto lleva en la bolsa, pero ya nos enteraremos, igual que con el Don, a ver que tal. Gracias por seguir pasando manín.

Black Wizard: Mano, nada que no nos haya pasado a muchos, por no decir a todos, por eso el realismo, me gustó la forma en que el patojo lo dice: "yo con este dolor sin guaro no puedo", puta, hasta me imaginé diciendo Salud!!!, jajaja. Buena onda vos.

Pacuna: Vos, pero no te preocupés que conforme me vaya enterando de lo que le pasa a la gente de la historia se las voy a ir contando, jajaja. No te procupés por preguntar, pero la verdad es una historia muy común en nuestro país, en general en cualquier país migrante creo yo. Habría que verlo desde tintes sociológicos, políticos, econçómicos y todo eso. ¿Si hay algún parecido conmigo preguntás? Pues no, la verdad ninguno, solo una frase que dice el Don en el capítulo II, que sí es sacada de mi alma, jajaja (dramático el pisado), jajaja, pero no voy a aclarar exactamente cual es, jajaja. El resto para mí es ficción, pero tristemente para muchos de nuestros paisanos no lo es. Buena onda manín, abrazos.

CHC dijo...

Vos Andy, antes que este patojo mula se le ocurra venirse al Norte, detras de la Julia, decile que primero vaya a leer mi post de la cholereada.

Un abrazo.

Andy dijo...

Chachi: Yo te lo mando para alla vos, no te preocupés. Pero a ver que hace, todavía no se ha decidido, dependerá de cuantos octavos se meta supongo, jajajaja.

Pirata Cojo dijo...

Va bien la historia, como comenté antes, muy de nuestros países.

robertogt dijo...

Puta me llegas vos Andy, son de esas historias que no podes dejar de leerlas una vez comenzas, por cierto, que familiar se me esta haciendo la historia, de burro uno deja ir a las patojas por tardarse mano, que mierda.

Marco dijo...

Que buena charada esa. A ver que destino le depara al pobre patojo, pero de que para bolo.. para bolo. Y si la sigue de repente ya en el Norte se consigue otra mejor.. jajaja

Saludos.

El Chamuco

shute quesuno dijo...

El patojo mero mula pensó que se había ido para los Estados Unidos y cuando la Paca le dijo para el norte, se refería a que andaba allá por la zona 18, eso de las tres semanas es la paja que dan algunas salvadoreñas cuando se vienen a echar una su vuelta, a mi se me hace que anda de puta la “Yulia” porque gana mejor que con cualquier maquilero y de repente le halla gusto al brete. Además no se si fue la oreja, pero de que la calentaron, la ca-len-ta-ron.