viernes, octubre 20, 2006

Quiero una torreja de Santo Domingo!!!

Muchá, no se imaginan el antojo que tengo de comerme una torreja de la feria en las afueras del templo de Santo Domingo. La verdad es que en mi casa no era Octubre si no íbamos de visita a Santo Domingo, a presentar nuestros respetos y decir nuestras plegarias a la Virgen del Rosario.

Ahora que lo pienso, Octubre era un mes de muchas tradiciones cuando yo era niño. Digo era, pues con los años y las ocupaciones hay muchas actividades que se van dejando de lado, y con el tiempo como que ya no existieran.

Con la familia, la principal y mas obligatoria de todas era la visita a Santo Domingo, un domingo de Octubre o dadas las circunstancias, el día 20 aprovechando el feriado por un aniversario mas de la Revolución del 44, que le regaló a Guatemala su primavera democrática de 10 años, hasta que los mismos de siempre metieron las manos, pero eso es parte de otra historia.

Como les iba diciendo, íbamos a Santo Domingo, mi viejo compraba algunas veladoras y después de hacer la tremenda cola para pasar rezando a la Virgen, las encendíamos, volvíamos a rezar y salíamos del templo. Para uno de niño aquí era donde empezaba la diversión, porque era cuando paseábamos por la feria, nos comíamos algo, yo, por lo general y como podrán deducir del título, una súper torreja y los grandes alguna su porción de garnachas, tostadas, tacos o algo por el estilo, sin faltar la exquisitez del atol de elote. Ya saliendo se hacía la compra de los dulces, incluyendo las majestuosas jaleas de guayaba y de membrillo.

Conforme avanzaba el mes, y cómo ya estábamos de vacaciones del colegio, la calle de la cuadra se transformaba en estadio de baseball, siguiendo el desarrollo del play off y de la Serie Mundial, sintiendo ese airecito frío de octubre. Horas jugando en la calle hasta que las pelotas no se vieran.

Hacia mediados de mes, la respectiva Clausura del ciclo escolar, con la temida entrega de notas; yo debo confesar que nunca tuve problemas de clases retrasadas pero miraba que los cuates si pasaban el mal rato esperando que los reventaran por el par de retrancas de cada año, y que de paso les dijeran cuando empezaba el curso de vacaciones para recuperarlas.

Después a esperar que iniciara, según el legendario Macord, "el máximo evento deportivo del año, la vuelta ciclística a Guatemala". Con los abuelos oíamos las etapas en directo por la radio, y en la noche veíamos el resumen con mi papá en televisión. Verlos llegar a Zacapa, a Esquipulas, a Mazatenango, pero sobre todo la última etapa, ya el 1 de Noviembre, que solía salir de Sololá rumbo a la capital. Varios años terminaron en el Estadio Nacional, y nosotros los esperábamos en el obelisco, donde veíamos pasar al "pelotón multicolor devorando la cinta asfáltica".

Otra tradición para la última semana de octubre era el mantenimiento del mausoleo de la familia, que por aquel entonces solo tenía a la bisabuela y a dos tíos abuelos, muertos mucho antes de que yo naciera. Pero era alegre, ir a raspar y pintar dos o tres tardes con mis tíos y de paso mientras en realidad ellos trabajaban, yo aprovechaba para volar algún barrilete comprado en la tienda de la esquina.

Y bueno, no podía faltar la menos guatemalteca de las tradiciones, la noche de brujas y la pedida de dulces, donde en lugar del respectivo "trick or treat halloween", gritábamos a todo pulmón “trico-trico jalogüín”.Yo me acuerdo que una vez me vistieron del Zorro, y una doña que estaba mera buena me preguntó si le daba un beso, claro, yo tenía como 7 años, ahora que me preguntara pero que estuviera como en aquel entonces. La mara. Yo siempre quería que me dieran Guayabitas o Quiebra-dientes, que eran mis favoritos.

Así se acababa octubre, y daba paso a Noviembre, con sus cielos altos y despejados, cielos de un azul profundo. Así llegaba Noviembre, con el cumpleaños de mi viejo y con el mío. Gran parte del año.

Ahora que el tiempo ha pasado y que la distancia me ha impedido continuar con estas tradiciones, me pregunto como serán los meses de octubre en Guatemala. Ahora que nos falta gente, que se han ido muchos, que hay nostalgia en muchos días de este mes, me pregunto ¿Siguen siendo igual de bonitos que hace 20 años? ¿O con los años pierden sus encantos?

17 comentarios:

MALiZiA dijo...

hola, leí tu post y me gustó saber de tradiciones de tú país. Aquí en Argentina, se han perdido tantas tradiciones. A mi me pasa lo mismo, recuerdo de chica muchas que hoy se han perdido por completo.
te dejo un saludo desde Buenos Aires.

NicteKono dijo...

Hola
Yo tengo que agregar a las tradiciones populares de Guate, nuestro cumpleaños, si, de mi mamá, de mi hermana gemela y el mío... el 18 de octubre, clausurando el año escolar muchas veces, y con regalos pequeños porque a mi padre la plata no le daba para más. Octubre siempre fue especial, verdad?

Shekinah dijo...

Cada día me confundes mas!!! ;)

SHAludos... y beSHOssssssssssss.
Ate.. SHEkinah

Lu! dijo...

aaahhh pues las torrejas, octubre...

este año va a ser muy trsite, comenzó tristse mi mes.

yo nunca fui a ferias ni a las iglesias a comer nada de eso por que mi abuelita las hacia.

en octubre cumplian años mis dos abuelitas y pues, en este octubre muó la ultima que me quedaba, ahora ya no hay torrejas.

ya me puse triste mi chooooooofer.

te dejo un abrazo y un beso desde tu Guate!

lu!

Mar de Isaac dijo...

Santo Domingo?
Ja el unico que conozco es el hotel de aqui de La Antigua jeje.

Y con todo lo que decis ja mano en mi casa es un solo vergueo, porque eso de salir en mananda no mucho nos gusto a todos y saliamos digamoslo que por abonos, todos por separado, y era un cague de risa porque resulta que siempre nos encontrabamos jaja.

Y con los de los antojitos, como dice la Lu!(aunque se fue chipe), mi abuela, mi tia y mi vieja de vez en vez se les ocurre hacer mas de algo y lo mejor es que hace un chingo jaja.

Bueno me retiro por que ya me dio hambre.



Pronto vuelvo...

sirgt dijo...

aaaaaaa mi estimado Andy... yo si fui de los q vivian ahuevados para la entrega de notas jaja maldita mania jaja luego la ida a Santo Domingo tambien se a perdido un poco... este anio mis papas se fueron con mis hermanos un dia q yo no se porque no estaba pero cuando regrese tenia mi dotacion de nuegados respectiva... como cambian hasta las recetas con el tiempo los nuegados ya no saben igual =/

luego la serie mundial... lo maximo q por cierto la de este anio Paco Vargas!!!!

de ahi el friito las chamuscas de las vacaciones hasta q no se miraba nada...

ya me hiciste recordar un monton de ondas... buena onda man nos estamos leyendo jeje

Andy dijo...

malizia: gracias por la visita y por aquí te esperamos. Creo que la perdida de tradiciones se debe a que somos nosotros quienes las perdemos, al crecer, al caer de cabeza en el trabajo y todo eso. Ya te visitaré.

Nictekono: Pues feliz cumpleaños maestro, que lo hayas pasado bien.

Shekinah: Pero confusión en el buen sentido de la palabra supongo, jajaja, yo todavía estoy preguntando donde las casas son rojas con techos rojos...

Lú: Un sincero abrazo y mucho ánimo. Veras que el siguiente Octubre será mejor.

Mar de Isaac: Esta difícil que la casa santo domingo quiera poner una feria afuera, jajaja. saludos.

Sirgt: Mano, grandes recuerdos vaaa, por cierto, coincido al 100% con tu comentario de esta serie mundial, jajaja. Yo puro yankee, jajaa

Saludos a todos.

Almacaraluna dijo...

Bueno, creo que tenes razón y la mara va perdiendo esas cosas que nos estas haciendo recordar, yo ya tengo un rato que casi no vivo en mi casa y llego a dormir de vez en vez, sin embargo la ida a Santo Domingo no me la pierdo aunque tenga que regresar de donde sea que este, y doña Dominga sigue haciendo igual de ricas las torrejas y garnachas. Y me recosdaste que me toca hecharme el trago con mis primos en la tumba de mi tio preferido.

Saludos con destellos de luna y deseando que por lo menos te llegue el olor dulce de la torreja.

Pirata Cojo dijo...

Vos, qué pena, yo comí buñuelos de Santo Domingo, que me compró mi mujer el domingo, yo estoy de acuerdo con Rubén Blades, con uno que rece en la casa se salvan diez, si te deja duda,la canción se llama "El Padre Antonio y su monaguillo Andrés".

Imaginate vos, yo viví mi corta soltería a 4 cuadras de Santo Domingo y casi no iba, la sexta me era más atractiva, la mera verdad, ahora lo de la serie mundial, chilero, cuando las narraba Abdón, la de este año está buena vos, ese tu complejo de millonario neoyorkino te lo vamos a quitar, ja ja ja.

Las idas al campo marte a jugar beis o fut eran bien alegres vos y don Macord con sus expresiones, "A paso de ballerina" y la otra que me encantaba, "como dijo Rafael Landivar en su rusticatio mexicana, ¡Salve cara parens!"

Anónimo dijo...

SEGUIMOS CON EL ABANDONO...

Batfink dijo...

No cabe duda que con el tiempo unas tradiciones se van desvaneciendo y otras nuevas van surgiendo, está en uno continuarlas. Este fin de semana voy con mi Tigrito a volar barrilete, a comprar máscaras y contar cuentos de miedo jejeje

Y al almuerzo me discutí unas torrejas a tu salud brother! un abrazo por allá.

davide-shoplifter dijo...

Pues mira si las garnachas son ricas claro, aunque nunca comi las de santo domingo, siempre era con la que vendia tostadas en la reformita o en el mercado central, fijate que lo de las notas en la primaria fue un momento desquiciante por que salia siempre raspado ya para basicos y bachillerato era otra cosa me volvi un buen estudiante por que simplemente me aburri de estar bajo esa presion pisada pero me decidi portarme mal, asi que siempre estuve al filo de la navaja con ser suspendido bueno de hecho me suspendieron y me castigaron varias veces pero por las notas me dejaban tranquilo claro no eran super notas calidad rondaba los 75-85 y si mucho sacaba 100 en historia e ingles por que me gustaban las disfrutaba el resto pues o a puro huevo le entraba pero era raro que sacara mas de 85 en matematicas por decirte asi, la mitica vuelta Macord es el rey, ya no la hacen como antes diria yo, la misma emocion se perdio y si antes finalizaba en el estadio las veces en que el mitico Edin el Astro Nova gano las vueltas fue inolvidable y que decir de otros protagonistas, Leonardo Obispo, Jose Castelbalnco y su drama en Monjas Jalapa, cuando llegaban los suizos y los gringos disque amenizarla mas pero siempre decepcionaban, y los miticos equipos Cafe Quetzal Leche Klim, Ferreteria Ferrominera, Liztex, La Espiga de Oro, tanta babosada pero era alegre, y la serie mundial y los clasicos partidos de octubre ni modo se perdio tambien en el olvido o nos dimos cuenta que somos mejores en el futbol (simonnnn)

Tu manita dijo...

Hay el mes de octubre... lo máximo... era el final de las clases, empezaba el ocio y la hueva! pero también todas las tradiciones fabulosas de finales de año!

Han cambiado mil cosas, pero igual creo que está en uno el adaptarse y seguirlas disfrutando! A pesar del corre corre de la vida, siempre se encuentra un espacio para poder ir a Santo Domingo, a rezar un poco y a comer deliss! Siempre nosotros fuimos buenos pa comer en la calle! jajaja Y este año no hemos fallado en ir!

Ahora te cuento que es más fácil ver en la calle ventas de barriletes como de tela o un material raro, pero no de papel... buuu yo me acuerdo cuando nosotros lo hacíamos... era lo máximo escribir un deseo y mandarlo al cielo por medio del barrilete! jajaja te acordás???

El frío medio se empieza a sentir.. pero todavía está lloviendo y buenos aguaceros! Tons ya verás que igual el clima ha cambiado... pero cuando vengas tendrás torrejas y fiambre congelado pero allí te estarán esperando!

Un abrazo,

Tu manita

CHC dijo...

Andy, me hiciste recordar muchas cosas. Yo tambien estoy lejos, pero hace poco estuve en Guate. Algunas cosas han cambiado, pero gracias a Dios, la Virgencita, los molletes y las garnachas, sigiuen alli.
Tambien el cumpleaños de mi papi, es en Noviembre!!!

Cuando querras te mando la receta de las torrejas...Saludos.

Yas dijo...

Fuí el sábado a Santo Domingo y la Virgen está preciosa, bueno, cómo todos los años, pero ésta vez la ví mas linda. Encendí mi docena de veladoras y después el respectivo vaso de atol de elote con granitos encima, una tostada de guacamol y un chilacayote de ocho quetzales, mmmmm qué delis, de verdad. Lo bueno es que mis bebés ya están aprendiendo la tradición, por que eso es algo que no debe morir y sólo nosotros podemos lograr que no suceda. Con algunas variantes... mi hija pidió un globo de esos metálicos y su botecito para hacer burbujas. Ahh y el 30 empezamos con la elaboración del fiambre, hoy compré los chiles chamborotes para decorar y que ya dentro de dos días cuesta encontrar.

Andy dijo...

Hola a todos, gracias por los comentarios y aprovecho este para disculparme por tenerlos tan en el abandono, jajaja. Ya terminé con dos semanas muy complicadas de trabajo y creo que podré estar mas en línea que en los últimos días.

En cuanto al post, en realidad son grandes los recuerdos del mes de octubre.

Algún octubre de estos podré revivir todas esas tradiciones.

Saludos a todos.

Bretero dijo...

Bueno, esta un poquito raro este blog y me perdi un poco pero sí asi era lo de Sto. Domingo, aunque yo todavía hago algo de cola y como ahi las super torrejas. Lo que ya no hay es el base ball en la calle, porque ya ni hay calle, y ya mataron a algunos de los amigos.

Y bueno, también lo del Elvis, yo creo que sí existe ese lugar, la casa de Elvis o será que yo ya gracias a Dios ya no soy bolo y no me he acercado como antes que ahi estaba el Sábado despues de la 1.

Bueno, saludos. Nos vemos.