miércoles, marzo 12, 2008

Zacapa´s Summer & Guaro Fest 2002

Ahora que ha pasado tiempo y puedo ver aquel año con la perspectiva de la distancia concluyo que fue un año difícil. Aclarando que siempre he dicho no creer en depresiones casi aseguro que en aquel entonces atravesé un período depresivo grave. La situación en la oficina era insostenible desde mucho tiempo antes. Ya nada me importaba. Los únicos días en los que andaba de buen talante eran aquellos en los que tenía partido de fútbol en la noche o cuando había algún concierto. Hasta que llegó la Semana Santa.

Con presupuesto reducido no podíamos dirigirnos a ningún sitio que no fuera Zacapa, al pueblo de los abuelos. Nos reunimos Sábado del Consuelo (antes del Domingo de Gloria) y previa visita al expendio de licores de doña Rosario creo recordar el nombre, adquiriendo cinco litros de whiskey Best Seller, cinco botellas de vino Gato Negro, seis botellas de vodka con sabor a melón Iceberg, y seis botellas de ron surtidas entre piñá y coco, nos dirigimos ya casi finalizada la tarde hacia la hermana república de Zacapa, mi hermana, mi hermano, el primo, el Lev Andropov, la Laura María, el Luis Pedro y este su servidor, acompañados de un montón de discos del mas puro rock.

El Primo, Lev y mi hermano iban en un carro, el resto en otro. Aquellos se nos adelantaron en la carretera, que ya era de noche y con tráfico intenso. El problema empezó cuando llegamos al pueblo antes que ellos, conscientes de que en ningún momento los habíamos adelantado y yo casi me cago de pensar que mi hermano andaba con esos dos irresponsables (cabe aclarar que si yo hubiera ido en el carro con ellos, mi hermano hubiera estado acompañado por tres irresponsables). Subiéndonos al carro estábamos para ir a buscarlos cuando aparecieron y resulta que los nenes se pasaron del cruce de la carretera por ir cantando, ir chupando y porque misteriosamente se llenó el carro de “humo”, si entienden a lo que me refiero.

Saludamos al abuelo (que Dios tenga en su santa gloria) y de una vez nos acomodamos en las hamacas y unos cojines. Llegaron algunos cuates del pueblo y empezó la chupa. Esa noche se fueron los primeros 3 litros de whiskey, un par de tanas de ron y creo que tres de las de vino oyendo los más grandes clásicos de The Beatles. Lindos quedaron los pisados. En plena madrugada empezaron a rolar los churros de mora y el mula del Andy decía que quería ver “oscuro” hasta que le hizo pedazos los lentes al primo. El Lev tenía conciencia social esa noche y quería ir a rescatar a “sus indios” decía, “me están matando a mis indios, acompáñenme a rescatarlos”, aunque aun hoy en día no estamos tan seguros de a donde pretendía ir. A la mañana siguiente me pregunta el Lev, “Mijo, ¿Anoche quién trajo el monte?”, a saber le respondí, para no decirle que le habían hueviado el de él.

El Domingo de Ramos lo pasamos enteramente en el agua, metidos en los dos ríos y hartando mangos y jocotes marañones hasta la saciedad. Vimos al Zacapa y al Manuel ejercer la peligrosa caza de jiota (iguana hembra) con honda de tres hules, no pisados. La chupa de ese día estuvo tranquila porque aun estábamos dañados de la noche anterior.

Lunes Santo estuvo bastante tranquilo también, el día lo volvimos a pasar en el agua aunque para esas alturas ya estábamos un poco pasados de color por el débil sol de esas latitudes. Temprano en la noche fuimos con los cuates del pueblo a pescar y en la casa del abuelo se hizo la cena con un espectacular caldo de pescado y mojarritas fritas. Ya entrada esa noche empezaron a circular los tragos de nuevo, y cuando ya todos se habían acostado solo quedábamos el Lev y yo despiertos, entrándole grueso a los tragos y sosteniendo una de nuestras legendarias y profundas disertaciones sobre cómo solucionar los problemas de la humanidad. Hasta que la conversación derivó al tema que siempre terminaban derivando esas pláticas, es decir, los amores imposibles, sí, ellas, y bueno, dijo el Lev sinceramente: “mijo, si vamos a seguir hablando de culos yo necesito mas guaro y música”, y yo le respondí “guaro hay en puta no te ahueves, pero música si pedile permiso a los demás porque ya se fueron a echar”. No pensé que lo iba a hacer, pero obedientemente el Lev despertó a cada uno de los otros para preguntarles si le daban permiso de poner algo de música. Cuando todos le hubieron dicho que si, craso error por cierto, se volteó y dijo: “Ahora se pisaron cerotes, Sabbath a todo volumen”. Para no hacer larga la noche, al final se terminaron levantando todos y nos dieron las cinco de la mañana en esas.

Martes Santo trajo una complicación, y es que llegó como el día más caluroso hasta el momento y el día que no hubo agua. El desvelo no nos permitió caminar hasta los ríos, así que el ánimo estaba un poco espeso y todos mas o menos de malas pulgas. Casi adelantamos nuestra vuelta a la ciudad para ese día, cuando a mi se me ocurrió la brillante idea de que cada quien se bañara con el agua de la pila (una pila gigante por cierto) y que después nos fuéramos a la tienda del pueblo, con la grabadora y los discos a tomarnos unas cervezas mientras la tarde refrescaba. El primo tuvo la genial idea de meter una sandía a la refri, pero antes le hizo un hoyo y le vació dentro toda una botella de vodka. En la tienda nos dieron una extensión para la grabadora y empezamos con las chelas. Hasta el calor se nos olvidó y unas cuantas horas después nos dijeron “Ya no hay mas cerveza” y nos dimos cuenta de que nos las habíamos terminado pero como estábamos picados, dos cuates nos hicieron el favor de ir a otra de las tiendas a llenar la hielera, que recuerdo bien le cupieron 48 cervezas. La hielera se mando llenar 3 veces, claro, era imposible no hacerlo teniendo de fondo los mas grandes éxitos del rock universal. A la tienda llegamos a eso de las 11 de la mañana y nos salimos casi a las 7 de la noche. Ya de vuelta en casa, liquidamos la sandía, que sabor más delicioso le dio todo el vodka que absorbió, aunque nos terminó de pelar los cables, y mientras cantábamos American Pie de Don Malean a toda voz, le prendimos la mecha al resto de botellas. Hasta el legendario Porozoco salió esa noche cruzando las patas.

Ya Miércoles Santo nos levantamos temprano, limpiamos la casa, nos despedimos del abuelo hasta la próxima, pasamos comiendo las fabulosas empanadas de queso con loroco, compramos cubiletes en las Tortas Mila y nos encaminamos a la ciudad. Jueves y Viernes Santo no los recuerdo muy bien porque los dediqué a dormir y reconstruirme.

Qué buenos recuerdos. Desde aquella vez no he vuelto a pasar una Semana Santa en Guatemala. Antes de que terminara el año me había ido del país. Salud señores. Precaución y sentido común salgan o no salgan esta Semana Santa, estén donde estén y pórtense bien, que lo que yo hacía en Semana Santa no era del todo correcto. Por cierto, les dejo este post cuando aun faltan algunos días para semana santa porque quiero que tengan tiempo de verlo los que se van de vacaciones. Yo trabajaré.

¿Alguna anécdota?

Primera foto: Luis Pedro, el Primo y yo cantando American Pie.

Segunda foto: Cenando lo que el Zacapa y el Manuelito pescaron a la luz de la luna llena, jajaja.

Tercera foto: El Primo, la Laura y el Luis Pedro ante el imponente Motagua.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Jajaja... fueron inolvidables esas dos Semanas Santas que nos fuimos para Zacapa... bueno empezando desde el fin de semana de Septiembre del 2000 cuando la Ale se fue con nosotros! Jajaja

No cabe la menor duda que nos divertimos como nunca... de esta Semana Santa del 2002 en particular no se me olvida la angustia que pasamos pensando que el "Pequeño" Mole iba con esos dos irresponsables... jajaja... ya justo cuando ibamos a salir a buscarlos (Por el Mole aclaro) aparecieron los tres mensos Jajaja que si no es por el Mole que se da cuenta... llegan hasta Izabel los mensos.

Otra divertida fue la de los indios... Jajaja... estabamos un poco a oscuras.. jajaja y solo se ve la sombra del Omar en la puerta gritando: Salven a mis indios... hermana de Andy me acompañas a salvar a mis indios... jajaja y mi respuesta: Vaya Omar... mañana! Jajaja menos mal no le agarró el patín y se fue.. sino es capaz que por sus gritos lo creen loco y nos lo hubieran devuelto pura tabla de chupetero.

Tampoco se me olvida cuando al día siguiente mandé a bañar al Omar... y no me quería hacer caso.... hasta que al fin fue... y después no quería salir del agua! Jajaja

Definitivamente buenas comidas... como solo en Zacapa pueden existir... no me recuerdo, pero supongo que no nos hizo falta nuestro churrasco, y las empanadas de loroco mmmmm.... y los mangos y marañones... Jajaja... el primo feliz y emocionado porque nos estabamos robando mangos y marañones de algún terreno X... cuando mi gordo no sabía que el terreno era de nuestro propio abuelo! Jajaja

Y por último recuerdo de esa viaje.. el trailer que casi nos hace comer llantas en la entrada de la zona 18! Eso si no me gustó... como dijo alguien.. sentí el sabor de los chuchos de la llanta! jajaja

Buenísimos recuerdos manito... de cada uno de los viajes, momentos inolvidables, llenos de fotos y de buenas sonrisas.

Me permito darte carita aquí también... vamos para allá el lunes Santo con la mamá y el Mole...a disfrutar y recordar un poco de todas esas cosas maravillosas del oriente! Salud por las chelas y los churrascos que nos vamos a comer en tu nombre! Jajaja

Abrazos manito... suerte en tu chance... y gozensela todos estén donde estén... si les toca trabajar.. ni modo a hacerle frente con ánimos y si van a tener vacaciones: Disfrútenselas... aprovechen el sol!!!

Tu Manita

Andy dijo...

Churrascos si comimos, solo que no recuerdo que día, pero si fuimos porque recuerdo que el omar se comió dos igual que yo y además el martes santo mientras estábamos en la tienda como el manuel fue a comprar la ropa con la que se iba a ir, aquellos nos llevaron también churrascos ese día.

Abrazotes y siempre con mucho cuidado.

el primo dijo...

EL PRIMO

Increible recordar esos tiempos, solo de pensarlo ya me dan ganas de que al mejor estilo de volver al futuro en algunas de sus versiones pudiera regresar a especificamente a esa semana santa... jajaja

licor, licor y mas licor eran vacanales de guaro por todos lados. Lo unico bueno es que nunca dejamos de ser las personas responsables y recatadas que todos conocen en jumuzna va primo jaja

habra que repetir la experiencia pero ahora llevando al sebas jaja

bueno un abrazo

el primo

Anónimo dijo...

Jajaja... yo creo que nunca los vieron como personas recatadas primo! Jajaja

Esa si te la hechaste buena!

Anónimo dijo...

Si no estoy mal esa fue la noche que me pico algo y que el Zacapa y el Manuel me hicieron llorar.... por cierto esa todavia me la debe.

Por cierto a mi ni me ofrecieron churrito... sera porque estaba con una borrachera que mis respetos.

Me acuerdo que fuimos a Pasabien (creo que asi se llama) y habia musica y el omarpidiendo que me pusieran la cansion del alagran.

Y por cierto la que se fue con Manuel comprar los churascos fui yo.

Despeus de que llegamos solo me acuerdo que el luispe se fue a meter la cabeza a la pila que esta a la par de la iglesia.

Bueno mi memoria no es muy buena pero creo que faltaba esto en tu relato.

Besitos
Laly

PROSÓDICA dijo...

Cuando no el borracho!!!! jajajajaj Naaaahhhh son pajas vos. Zacapa si no esta entre mis lugares para vacacionar por que no soporto el calor extremo, pero leyendo lo bien que te la pasaste, de pronto y me animo un día de estos.

Abrazos

Anónimo dijo...

aaaahhhh la mera tos ese viaje... si no estoy mal era el 2do que me iba con ustedes va!!! el cague de risa es que yo era el pequeño y tambien llegue medio a pija jajaja y en la carretera nos pasaron por que estabamos meando y comprando chela pero paramos en el lado opuesto al carril que ibamos jajajaja y despues nos pasamos por que (aparte de como iban el primo y el omar) tambien habia un camion en la entrada

tambien me acuerdo que como al primo le habian hueviado su radio, lo que llevabamos era la grabadora con baterias y hechando verga... yo era el dj jajajaja la noche de la mariajuana yo fui el que les preparo los churros, tambien lo de los indios del omar estuvo cague de risa, tambien el luis pedro con medio cuerpo dentro de la pila de la tienda jajaja

Despues ya no se por que pero se me reflejan a las semanas santas donde el que llevaba a la mara era yo jajaja y un par de cosas iguales como la sandia, los mangos a medio rio y como no los infaltables churrascos...

a que buenas ondas las que se viven en jumuzna....

el mole

Anónimo dijo...

Para variar sali puro diablo a la izquierda de la foto! "Pepescas" cocinaron esa noche me acuerdo! (Cosa que no comi porque no como pescado). Que memoria Andy, que te acordas de lo que se compro en el negocio de Dona Rosario por la 18 calle. Por esas fechas yo vivia en la zona 7 y bien dijo el Andy, con corto presupuesto nos fuimos. Es cierto, los indios no los salve, que locura, alguien se fue entre el canal de la entrada de la casa me acuerdo (fue tu primo o el Luis Pedro???) y el Luis Pedro en ese viaje quedo desde entonces bautizado como Luis Pedo. A huevos nosotros siempre educados y obedientes, porque aunque chupemos como bestias nos comportamos como gente no Andy?

Tuve el honor de conocer al Porosoco, cierto, y quienes nos acarrearon la hielera fueron el grandioso Elvis y el hermano no? si aun en la bolencia me quedo el recuerdo que cabron sali jajaja. Y cuando las 3 tandas de 28 birras se acabaron, mandamos a traer la maldita Sandia, que como boquita la agarramos y nos colocamos una que puta! yo insisto que la Sandia fue lo que nos embolo, las chelas mi huevo ajajajaja

Churrascos, a huevos que fuimos a comer al pueblo si son buenisimos, como dice el Andy de goma nos zampamos dos y un par de chelas, para arrancar no? Y el Primo zampandose agua de cania segun el para ponerse pedo... wadafok? pense yo. Que cool estuvo el Jumuznazo, me diverti tanto en esas vacaciones.


Si Andy, ese dia ibamos sedientos, de charlar de nuevo al tragor de los calos, de recordar, de hablar temas projundos y cantar al lado de los amigos canciones de los Beatles. Creo que fue un tiempo en el cual todos estabamos depresivos o pasando algo confuso, al menos yo como el Andy estaba depresivo y eso fue lo magico del viaje, que por unos instantes logramos olvidarnos de las barbaridades de nuestras vidas.

Gracias por haberme invitado a ir esa Semana Santa mijo, es uno de los recuerdos que llevo siempre conmigo (y mis indios por supuesto ajajajajaja)


Lev Andropov

Anónimo dijo...

si eran 48 birras por tanda no? Lo que pasa es que 28 me lograba zampar talvez ahahahha

Andy dijo...

Primo: En efecto, esa semana santa fue la mera tos como para poder volver a ella, jajaja. Y apoyo lo que vos decía, que nunca dejaron de vernos como las personas responsables y recatadas que en realidad somos, aunque la wendy diga que no, pero es cierto. Los buenos modales ante todo, jajajaja.

Claro que vamos a repetir la experiencia un año de estos llevando al sebas.

Laly: Mi querida Laly, el único dato incorrecto es el de la picadura de tijereta que fue la segunda noche, no la primera y aquellos empezaron a decirte que era una picadura mortal y que si ya sentías como el veneno te iba durmiendo el cuerpo, jajajajajaja. El resto está muy acertado, jajaja,. Muchos besos.

Prosódica: Era buenos esos viajes dejando de lado el calor por el grupo que llevábamos y siempre lo pasamos de ahuevísimo no solo en este que se cuenta aquí, jajaja. Si te animas te aviso la próxima vez que se haga algo parecido por si te apuntás.

Mole: En efecto, era el segundo viaje, que cague de risa va vos? jajaja, buenas las chingaderas. El primero al que fuiste fue cuando iba la mavi, la semana santa anterior a esta, jajaja. Ya vamos a hacer nuevos viajes con tu gente también.

LEV: El que se fue de culo en el canal de la casa fuiste vos mijo, jajajajaja, bueno, no de culo, solo metiste una de las patas, jajaja. No fue ninguno de aquellos, fuiste vos, jajaja. Otro momento único de ese viaje fue a la mañana siguiente que no te querías meter a bañar y mi hermana va de putiarte, y como dijiste que sentías pegajosa la barba te rascaste y después te chupaste los dedos y con toda parsimonia dijiste: "En efecto es lo que pensé...guaca.." jajajaja. The Beatles, que grande quedó ese disco para ese día, jajaja. Abrazos mijo, y ni te ahueves, que tarde o temprano repetiremos algo parecido.

Pirata Cojo dijo...

¡Ulugrún!, esas son semanas santas bien celebradas, lo demás son pajas.

CHC dijo...

Qué más anécdotas buenas que las tuyas Andy...ya las de uno se quedan chiquitas.

Yo también extraño mucho Guate, especialmente en la Semana Santa.