lunes, noviembre 27, 2006

Un cuento sin moraleja.

Aclaración: Los hechos, lugares y personajes aquí presentes son ficción y cualquier parecido con hechos, lugares y personajes reales es pura coincidencia.


¿Por qué no te venís con nosotros a Panatitlán?, le preguntó Magnolia a Osvaldo, quien contestó que casi seguro que sí, poniendo cara de duda, mientras en realidad pensaba que ni el fin del mundo le impediría ir en ese viaje con aquella chica guapa. Ok, le dijo Magnolia, te pasamos buscando con mis hermanas a tu casa dentro de dos días.

A Osvaldo le pasaron los dos días volando. Al fin allá iba en el carro de la hermana de Magnolia, Dora, camino al mencionado lugar. Por aquel entonces Dora ya era novia de Antonio, uno de los mejores amigos de Osvaldo. Pero había pelo en la sopa, porque cuando ya iban a medio camino, y pese a todas las ilusiones de Osvaldo, dice Magnolia: Espero que Rupert ya esté allí. ¿Y quien putas es Rupert? Se preguntó para sus adentros Osvaldo, seguro de que en un par de segundos se iba a enterar, y en efecto se enteró, que era un pretendiente europeo de Magnolia, quien iba emocionada a su encuentro.

Bueno, pues ya está. Solo para variar le tocaba a Osvaldo pasear su cara de imbécil por enésima vez. Al final tampoco es que importara mucho porque en Panatitlán siempre había algún amigo con el cual pasar el tiempo. La carretera se fue terminando y antes de darse cuenta ya estaban allí.

Después de buscar alojamiento y guardar las mochilas, nuestros personajes salieron a caminar. Osvaldo iba como distraído, pero se alegró al toparse de frente con Humberto, otro de sus mejores amigos, quien estaba cómodamente acostado en la acera, con la cabeza recostada en un poste del alumbrado público y sosteniendo una botella vacía de vodka. ¿La razón? Que la ingrata de la novia lo había mandado a freír monas el día de Navidad. Osvaldo y Alfredo, este último también hermano de Magnolia, se sentaron con Humberto, lo despertaron un poco y después de los saludos de rigor se tomaron unos cuantos litrines de cerveza mientras las féminas de la historia se iban a vestir para la noche de fiesta que les esperaba.

Unas horas mas tarde los dos grupos se encontraron. El pueblo ya estaba animado y en la calle todo era festejar, beber, bailar, cantar. En eso apareció el peine, el famoso europeo, medio bolo, medio mula. El grupo lo estaba pasando bien, en plena calle, hasta que el europeo tuvo la mala idea de hablar despectivamente de la capacidad de ingestión alcohólica de los allí presentes. Sus palabras fueron más o menos: “Nadie aquí puede tomar tanta cerveza como yo”. A semejante e irresponsable afirmación, Osvaldo herido en su orgullo, Alfredo dispuesto a demostrar lo contrario, y Humberto por solidario con los otros dos, aceptaron el reto.

Sin hablar mucho empezaron a circular los litrógenos de jugo de cebada, lúpulo y otros granos debidamente fermentados. Cayó Alfredo. Humberto no cayó pero escurrió bulto para irse a tocar tambores con unos que hacían la danza con las cadenas que en la punta tienen una bola de fuego. Solo Osvaldo resistía, y por un momento dudó. Pero el europeo hizo un comentario fuera de lugar, denigrante hacia Magnolia y por demás innecesario. Eso bastó para que Osvaldo sacara fuerzas de flaqueza, segundo aire y se armara de tripas, corazón y buche. No abandonó la batalla hasta que vio al rival derrotado, abatido, derrumbado, vomitado. Nuestro héroe estaba mal, se encontraba débil, pero resistió de pie para luchar un día más. A esas alturas el grupo era numeroso, debido a lo bullicioso de la competencia. Hasta el Teco, cantante del grupo La Zona, estaba allí.

En plena madrugada caminaron hasta el lago, estuvieron un rato allí y regresaron. A medio camino de vuelta una sombra en un zaguán los asustó. Era el europeo que vagaba, cual alma en pena, en busca de su hotel. Para no ser malas personas lo rescataron. Las señoritas se fueron a dormir mientras Osvaldo y Alfredo se iban a buscar otras cervezas para terminar la jornada. A la mañana siguiente se levantaron, todos bien arreglados y después de desayunar, emprendieron el regreso a la ciudad, rumbo a la cotidianeidad abrumadora de sus vidas. Osvaldo, por supuesto, solo y con un malestar etílico indescriptible.

Moraleja:
Cómo dice el título, no tiene, pero si algo sacan ustedes en claro de todo esto, no dejen de contármelo porque a mí no se me ocurrió y se me hace que mas de algo importante hay por allí que deberíamos aprender.

De momento se me ocurren un par de cosas, no a nivel de moraleja pero si interesantes como para no dejarlas pasar. Primero, la imaginación de nuestro amigo Osvaldo, que le jugó una mala pasada, aunque a quien de nosotros no se le ha ido el hilo entre la imaginación, la ilusión, la sugestión y el auto convencimiento. Segundo, nuestro héroe corrió con suerte, porque logró resistir (aunque en lo personal pienso que fue inútil su interferencia, ya que cuando las cosas deben seguir su camino, lo siguen inexorablemente), y bueno, resistió aunque pudo no lograrlo. Todo era una apuesta al final de cuentas, y si no hubiera resistido, no solo no hubiera evitado lo que quería evitar (que de todas formas creo que no evitó) sino que encima hubiera quedado de mala copa. Algo remarcable en el cuento es la fidelidad de los amigos. Allí estuvieron hasta el último momento. Pero yo creo que ya le estamos dando demasiadas vueltas al más inútil de los cuentos. Salud!!!!!

20 comentarios:

Anónimo dijo...

Ya se que cualquier parecido con la realidad es pura ficcion y coincidencia, pero no hablas de MAGDALÍ, que en aquel entonces tenia un novio (que en su momento fue buena onda y merece el crédito) que es nada más y nada menos que el patrocinador oficial de toda (o casi toda) la chela mencionada en tu post... "mi amor... vaya a traerle otros litros a los muchachos..." jajaja
!!Organicemos ahorita el Oktoberfest!!!! decia Osvaldo...jajajajaja
Te faltó la publicidad del HUMO EN TUS OJOS... atendiendo hasta las 5:00 de la mañana.
Saludos,
Regina

Lu! dijo...

moraleja... yo creo que casi todos los europeos y gringos se ven meros mulas en nuestro pais.

ahhh no va eso no es moraleja, buneo pues pero eso pude sacar yo!


saluditos!

jcab dijo...

Y que dijo la seño Magnolia de la hazaña de "Osvaldo" o mejor dicho Magdalí como dijo alguien por alli con total indiscrecion jeje.

Pues si, es duro cuando uno esta colgadon de alguien y le malinterpreta algo o la imaginacion se te va pero tambien de malas interpretaciones han nacido las mejores historias. ¿Moraleja? pues... ¿que cuando tenemos el orgullo herido nos entra mas guaro? jeje, no toda historia tiene que tener moraleja.

Saludos!!

pacuna dijo...

Yo que Osvaldo hubiera animado al europeo a seguir chupando para "demostrarnos su buen aguante", esperar que se pusiera hasta atrás, y mientras tanto aprovechar para hablar y estar con Magnolia, mas sobrio y mas cuerdo.
Moraleja? chupemos hasta disfrutar, no seamos tan orgullosos porque generalmente va a haber un pisado que aguante mas que uno, no nos pongamos al nivel de estupidamente borracho porque asi te quedas hasta sin chava.

Andy dijo...

Jajajajajaja. Conste que todo es ficción (Simón).

Regina (Dora): Perdón por la omisión pero fue sin querer, es que ha pasado tanto tiempo desde que me "contaron" este cuento que ya se me olvidan los detalles.

Magdalí, en efecto, la otra hermana de Magnolia, llevó a su novio quien también se llama Osvaldo a Panatitlán ese día. Este otro Osvaldo acababa de tener un accidente y por los medicamentos no pudo participar en el evento litrístico, pero, como buen chapín, participativo y solidario patrocinó en efecto muchos de los litros que circularon esa noche. No me acordaba que me "contaran" lo del Oktoberfest, jajajaja.

Lú: No todos pero la mayoría, a este por lo menos le cantó el gallo esa madrugada, jajaja.

Jcab: En realidad aquí hay una confusión, el cuento en efecto es sobre Magnolia, y no sobre Magdalí, que es otra hermana de magnolia. Ya hice la respectiva aclaración un poquito mas arriba en este comentario, jajajaja. La Señorita Magnolia a pesar de que según me dijeron adora al señor Osvaldo, no como osvaldo quisiera sino de otra forma, ese día no dijo nada, pero al día siguiente entre risas dicen que decía "Me pusiste bolo al europeoooo!!", jajajaja. De allí me "dijeron" que se volvió tema tabú y no se ha vuelto a mencionar en el paso de los años.

Pacuna: En efecto eso hizo Osvaldo, el problema es que no ejecutó la segunda parte de tu plan, porque la única forma de mantener al europeo chupando era que él también chupara, jajaja

Mas o menos así iría la cosa. Y yo que se, si de todas formas esto sigue siendo ficción, jajajaja.-

Andy dijo...

Valga la publicidad:

HUMO EN TUS OJOS, CHURRASCOS!!!

Si usted es un bolo consuetudinario de esos que cuando a media madrugada está ingiriendo bebidas alcoholicas y le da hambre, y se encuentra en Panajachel, no olvide visitar Humo en tus Ojos, CHurrascos, amablemente etendido por su propietaria, donde podrá usted degustar los mas exquitos churrasquitos, de res, de adobado, de pollo, chorizos, longanizas, acompañados de una muy buena ensaladita de pepinos o repollos, un poco de salsa de tomate y dos tortillas, por el módico precio de...la verdad no se a cuanto estan ahora, pero no son tan caros.

Provecho...

Mar de Isaac dijo...

"Hasta el Teco, cantante del grupo La Zona, estaba allí."

Jajajajajajajaja.


Orale.

Andy dijo...

Hay que mantener el anonimato de la mara vos, jajaja.

Anónimo dijo...

Pues tan solo imaginar tanta "bolencia" me dolio el estomago, pero si que me dio hambre cuando lei la publicidad gratuita......

Alex

Pirata Cojo dijo...

Pues, como yo me hice bolo ya algo grandecito, nunca viví esas competencias dd "a ver quien aguanta más", la verdad, me parecen una estupìdez, de moraleja rescato que no hay necesidad de chupar para pasarla bien y si no te pasa balón la chava que te gusta, pues hacele.

LALY dijo...

CREO QUE EN ALGUN LADO HE ESCUCHADO ESA HISTORIA.

Tu manita dijo...

Jajaja.... que "cuentos" los tuyos realmente!

Por cierto: HAPPY B-DAY! Les cuentos a todos los que abordan este famoso ruletero.... que hoy (29 de nov.) es el Cumpleaños del honorable Chofer!!!

Un millón de abrazos!

Tu manita

Mar de Isaac dijo...

Jaja anda de cumpleaniero que buena onda.

Tons que salgo directo a comprar un garrafon de cusha, unos siete sobresitos de Toki y ya hicimos el compuesto pal'higado.
A ver quien se trae la tragazon, digo que con unas 30 bolsitas de elotitos la hacemos y como andamos en el ruletero como que andar con vasos nel verdad, tons cada uno con su bolsita y pajilla.

Le parece chofer?

Si no pues de todos modos lo celebramos.

Orale.

Anónimo dijo...

hooo pues feliz cumpleaños! !

Que te lo pases super genial, solo te encargo una cosa, no dejes al ayudante manejando que ultimamente han habido muchos accidentes por eso, si es asi.... en la siguiente parada me bajo! !

Besis,

Alex

Andy dijo...

Gracias por las felicitaciones mis apreciados pasajeros, jajaja.

Aquí trataremos de seguir cumpliendo mas. De momento nos vamos a celebrar un buen purrún por los tinueve, jajaja.

GRacias de nuevo.

Manita: Chismosa, me chiviaste, jajaja-

CHC dijo...

Yo creo que la moraleja es que este pobre cuate, más fue a quedar mal con la chava, por andar de bolo. Mejor hubiera dejado al europeo devanarse y tirarse a la charamila, así la chava se decepcionaba y allí caerle... y tener su sabadito alegre. No que sólamente fue a desperdiciar su fin de semana y la pobre cuata tampoco tuvo movida...bueno eso pienso yo, porque vos no decís, qué fregados andaban haciendo las patojas, mientras los otros mulas, se atoraban las cervezas.

Anónimo dijo...

jaaaa si yo me acuerdo bien de Ruperto, un pseudo aleman, porque a fin de cuentas salio mas chapin que nosotros he de aclarar y estudiaba en alguna u de guate porque alli andaban sus cuates.

Si, asi fue, ese dia yo andaba mas dolido que el dolor de muela del juicio, saber cuantas botellas de Vodka vaciadas (porque ya llevaba rato alli en pana) pero eso NO EVITO que me alegrara de ver al Osvaldo y al fin decir salud con aquel, luego de estrellarme con automoviles, gente y hasta chuchos.

Vaya si no nos moriamos de la risa del Ruperto. De hecho no fue rescatado caminando, mi huevo, a ese pisado lo recojimos literalmente de la acera y si no recuerdo mal cercano al hotel San Francisco. Que gran noche, he de decir que a mal de copas el amor vencio. Hasta aca no me explico de donde saque fuerzas para seguirla con cerveza despues de botella 1/4 de vodka... pero me imagino que fue el espiritu de alegria que hubo esa noche... sobre todo que los Charas Cum Laude de Lev y Osvaldo vencieran en tan noble acontecimiento.

Esque que mala pata la del cuate de toparse con Lev y Osvaldo para competir con cerveza... si eran riajales de mierda los que se lo llevaron al pobre cerote... ademas que al Osvaldo no le ofrezcan un reto cerevcero que es de atenerse a conscuencias que rayan en el estupor del absurdo, mas si esto conlleva las consecuencias de una mujer!!! JA PUTA!!!! QUE TALITO??? JAJAJAJAJA

MORALEJA: Ay Diosito si en la
Borrachera te ofendi, en la cruda me salis debiendo---


Lev Andropov

PS: por cierto que yo vi al huey al otro dia todavia, yo con mi botella de guaro y el cerote ahuevado me saludo jajajaja todavia le conte de su rescate... y le dije que no fuera hueco que en lugar de leche se hechara otra carrerita conmigo jajajaja competencia ante la cual obviamente declino jajajajaja

macros dijo...

Me recordó a un cuento de un día domingo, solo que sin gente con calambres cruzando el lago de panatitlán.

De allí solo me suena el Teco del grupo la Zona jaja muy bueno

Andy dijo...

Chachi: Las patojas estaban de insitadoras, jajaja.

Lev: GRande como siempre y participando en las aventuras, jajaja.

Macros: El resto son nombres un poco mas camuflados, jajaja.

Saludos a todos.

Andy dijo...

Me putió magnolia por la publicación de esta historia muchá!!!!!!!!